Golpea inseguridad al gremio de taxistas en Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Golpea inseguridad al gremio de taxistas en Oaxaca

Hemos contabilizado hasta 10 asaltos al mes, principalmente en municipios conurbados, dice dirigente de UOTEO

Golpea inseguridad al gremio de taxistas en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Debido a la inseguridad que se vive en la Zona Metropolitana de Oaxaca, los trabajadores del volante han identificado nuevas zonas inaccesibles, donde ya no pueden prestar el servicio de taxi por miedo a ser asaltados.

Anteriormente las zonas de mayor incidencia delictiva se ubicaban en las partes altas de San Martín Mexicápam, colonia Heladio, en Santa Rosa, y en algunas colonias de San Juan Chapultepec.

En los últimos meses, los ruleteros incluyeron en sus listas de foco rojo otras colonias ubicadas en San Antonio de la Cal, San Jacinto Amilpas, El Tule, incluso han reportado asaltos en zonas aledañas al Centro Histórico.

“Lo más común y frecuente que se da es el robo de las cuentas del día a los conductores, incluso a veces les quitan el vehículo”, señaló Teódulo Antonio Vázquez García, presidente de la Unión de Organizaciones de Taxistas del Estado de Oaxaca (UOTEO).

Explicó que el monto de las cuentas que pierden los operadores durante un asalto, oscila entre los 600 y 700 pesos, “porque la economía también no está en tan bien en el sector”.

“Cuando se roban las unidades, normalmente las abandonan en los municipios conurbados, la mayoría las recuperamos por nuestras propias cuentas, en otros casos la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), nos ayuda a localizarlas”.

Vázquez García comentó que hace algunos años, la incidencia de los asaltos “se daban entre 1 y 2 al mes, pero ahora hemos contabilizado hasta 10 asaltos al mes, aunque la mayoría no se denuncia porque los choferes y concesionarios no confían en las autoridades”.

Dijo que el modus operandi de los malandrines, es abordar en grupo las unidades, solicitan un viaje a los municipios conurbados y durante el trayecto asaltan a los trabajadores del volante.

Detalló que afortunadamente en este año 2018, no se han dado casos de asesinatos de taxistas, “solo un caso donde el compañero lo lesionaron por arma blanca al resistirse a entregar sus objetos de valor”.

Ante esta situación, los integrantes de la Unión de Taxistas exigieron a los gobiernos municipal y estatal, reforzar la seguridad en la Zona Metropolitana de Oaxaca.

 

 

Relacionadas: