Crímenes encienden luces de "alerta máxima": Botello
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

La Capital

Crímenes encienden luces de “alerta máxima”: Botello

Parecería que los muertos y los asesinatos llegan a ser una costumbre en diversas regiones del país, dice arzobispo

Crímenes encienden luces de “alerta máxima”: Botello | El Imparcial de Oaxaca

Para el arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera, José Luis Chávez Botello, los crímenes que se han hecho casi una costumbre en algunas regiones del país y del estado son una “alerta máxima”.

“En este ambiente tan difícil donde va creciendo la violencia; parecería que los crímenes, los muertos, los asesinatos, llegan a ser una costumbre en diversas regiones del país: es una alerta máxima de algo muy grave, no es cualquier cosa, no es falla de una persona, no es falla de un sector, algo gravísimo está pasando”, dijo monseñor.

Ante esta situación propuso encender las luces y tomar una ruta para caminar hacia el sentido de esperanza.

Por su lado, un grupo de religiosas que acompañó al arzobispo, habló sobre el tema de feminicidio.

Guadalupe Ortega Sánchez, religiosa de la Cruz, calificó como “muy fuerte” el aumento de número de mujeres asesinadas.

“Tenemos que mirar a ver el cómo estamos educando a las mujeres y a los hombres para saber qué nos está haciendo falta”, dijo.

Asimismo, analizar las actitudes del núcleo familiar y a la sociedad, conocer los vacíos, con algunas propuestas que ofreció.

Reconoce arzobispo déficit en la vida consagrada

En el marco de la “Jornada de la Vida Sagrada”, el arzobispo José Luis Chávez Botello, reconoció el bajo interés de las mujeres por ser monjas o religiosas debido a que el número de hijos de las familias ha disminuido, entre otros factores.

Las personas prefieren que sus hijos se superen en lo humano, porque hay más estudios que antes; también, dijo, es por la falta de convicción entre la población católica.

Mientras tanto, en la procesión de ayer un grupo de monjas y religiosas avanzaron del templo de Santo Domingo a la Catedral Metropolitana, antes de la misa de las 12:00 horas, dentro de las actividades de la “Jornada de la Vida Sagrada” decretadas por el Papa Francisco.

Por ello, ante el malestar social, la violencia, el problema profundo social y humano, el purpurado observó en esta acción una esperanza para mejorar la sociedad por estar fincada en los votos de pobreza, castidad y obediencia.

Ya que éstos se deducen en una forma responsable y constructiva de acudir a la ayuda de las personas en estado de vulnerabilidad.

“Ante el ambiente inhumano y destructivo, la vida consagrada nos muestra luces y caminos seguros de formación, de convivencia, así como realización en calidad humana”, resaltó Chávez Botello.

En tanto, la Arquidiócesis dio cuenta que existen 5 monasterios donde se aprende a orar, con 59 monjas y varios institutos de religiosas, así como de hombres hay 8 espacios.

 

 

Relacionadas: