Peatones de Oaxaca en el olvido | La Capital
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Especiales

Peatones de Oaxaca en el olvido

La falta de cultura vial en la ciudad de Oaxaca, ocasiona que no se respete el orden de la pirámide de movilidad

  • Peatones de Oaxaca en el olvido
  • Peatones de Oaxaca en el olvido
  • Peatones de Oaxaca en el olvido
  • Peatones de Oaxaca en el olvido
  • Peatones de Oaxaca en el olvido
  • Peatones de Oaxaca en el olvido
  • Peatones de Oaxaca en el olvido

Ante la gran cantidad de vehículos que circulan a diario por las calles, así como la falta de cultura vial complican el tránsito vehicular en diversas calles de la capital, poniendo en riesgo la vida de los peatones que tienen la necesidad de caminar para realizar sus actividades cotidianas.

En distintos cruceros a todas horas el caos vehicular se incrementa principalmente en las horas pico, aunado a esto el mal estado de los semáforos, la falta de señalamientos horizontales y que los conductores no respetan, lo que representa un riesgo para los peatones.

Los más afectados son las personas que a diario utilizan las calles porque no cuentan con bicicleta, motocicleta, automóvil y utilizan el transporte público o caminan, opinaron diversos ciudadanos entrevistados al azar en diversas partes de la capital oaxaqueña.

EL DATO

La pirámide de movilidad sirve para conocer quien tiene preferencia en el uso de la vía pública. En primer lugar está el peatón; en segundo, el ciclista; en tercero, el motociclista; en cuarto, el transporte público; en quinto, los automóviles particulares.

De acuerdo con un trabajo de campo realizado por EL IMPARCIAL dentro de las zonas donde existe un mayor aforo peatonal, se encuentra la Calzada Héroes de Chapultepec, la Glorieta de la Colonia Miguel Alemán, la calle de Trujano y las Casas, la zona del Mercado de Abasto.

Así como las calles aledañas a los mercados Benito Juárez y 20 de Noviembre, además de las arterias viales ubicadas alrededor del Jardín de la Constitución y la Alameda de León, el Paseo Juárez el Llano, el Hospital Civil Aurelio Valdivieso, entre otras.

Con base en la Ingeniería de Tránsito la pirámide de movilidad sirve para conocer quien tiene preferencia en el uso de la vía pública. Como se da, quien debe tener el primer lugar en la preferencia es el peatón; en segundo, el ciclista.

Asimismo, en tercero lugar se encuentra el motociclista, en cuarto el transporte público y en quinto el automóvil particular. Se concibe de esta manera el hecho de que hay que cuidar al más desprotegido en el uso de la vía pública y el más vulnerable es el peatón; sin embargo, esto no se respeta.

Ciudadanos entrevistados el pasado fin de semana entre de ellos Marco Antonio Zavaleta, Porfirio Vargas, Joel López e Iván Ruiz, coincidieron en que el hecho de que los automovilistas no respeten a los peatones no es culpa de la autoridad es por la cultura del automóvil.

A las autoridades correspondientes les preocupa darle más espacios a los automovilistas que a los peatones, se quitan banquetas, parques, camellones para que los conductores pueda circular sin ningún problema, no les interesa los transeúntes, asentó Zavaleta.

Han pasado, dijo, muchos años desde que aparece el auto en las ciudades, lejos de que eso mejore para proteger al peatón tal parece que se va empeorando, “hace falta conciencia, educar para que la ciudadanía sea responsable, humana, quien en este mundo sabe que en el uso de la vía pública el más vulnerable es el peatón”.

En los cruceros donde se han retirado los semáforos y se han colocado letreros de “Uno por Uno”, los conductores ignoran a los peatones, los peatones pueden pasar cuando no hay vehículos, en caso contrario hay que esperar, además muchos automovilistas circulan a exceso de velocidad, agregó.

Iván Ruiz, por su parte, recordó que hace días tuvo que esperar un buen tiempo para que pudiera atravesar la calle en el centro de la ciudad, hasta que los conductores le otorgaron el paso, por lo que consideró que realmente hace falta cultura vial tanto de conductores como de los mismos peatones.

El comisario de Vialidad del Municipio de Oaxaca de Juárez, Felipe Reyna Romero, por su parte, dijo que cambiar la inercia de una sociedad que coincide más en no respetar al peatón, no es fácil, ni se puede hacer de la noche a la mañana.

El funcionario del Gobierno de la ciudad, externó que en la percepción de la gente se respeta más al automovilista que al peatón y eso no es culpa de la autoridad, “es una situación de actitud cívica, de ponerse del lado de la gente que está más desprotegida en el uso de la vía pública”.
Así como se protege a los niños, que nos compadecemos de ellos cuando les pasa algo, debe uno decir “yo manejo un tráiler, una motocicleta, un camión urbano o un automóvil debo compadecerme del peatón, es un principio cívico, solamente, pero no se hace”.

Se necesita, dijo al final, hacer un uso adecuado, racional, compartido de las vialidades, “llevo prisa, pero debo respetar al que va delante de mí, así como al peatón que va a cruzar, el uso correcto de la vía pública garantiza una mayor seguridad y fluidez de los vehículos y la comodidad de utilizar la vía pública”, acotó el mando vial.

Relacionadas: