Vías rápidas en la capital de Oaxaca, sin presupuesto
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Vías rápidas en la capital de Oaxaca, sin presupuesto

A cuatro años de su inauguración, el distribuidor vial ha quedado en el olvido y sin presupuesto para darle mantenimiento

Vías rápidas en la capital de Oaxaca, sin presupuesto | El Imparcial de Oaxaca

Más allá de su utilidad o de su necesidad, obras de vialidad como la del distribuidor vial no tienen cabida en la programación de infraestructura de la capital del estado, que cuenta con un presupuesto “modesto” que se orienta a favorecer al peatón, aseguró el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, José Antonio Fraguas.

El edil resaltó que los esfuerzos de su administración para mejorar la movilidad se concentran en favorecer al peatón con estrategias como priorizar el tránsito uno por uno en las calles de la ciudad y dar mantenimiento a los semáforos de la ciudad, “los que se pueden porque de repente tenemos semáforos chinos que no se pueden sincronizar, que no funcionan así”, señaló.

Fraguas recordó que en 2017 su gobierno suscribió durante el encuentro anual del Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano (CIDEU), en el que estuvieron presentes representantes de gobiernos de 90 ciudades de 15 países que suscribieron la declaratoria Oaxaca que establece entre los planteamientos a seguir fomentar la movilidad que no produzca residuos de carbono y liberar paulatinamente algunas calles de automóviles.

“Estamos realizando otras acciones para agilizar el tránsito, implementamos el programa de cero tolerancia a la doble fila, lamentablemente el usuario del automóvil insiste en esta situación, tenemos pocos agentes de Tránsito para cuidar toda la ciudad”, expresó.

Respecto a obras como el distribuidor vial, aunque aceptó que son “necesarias” y “urgentes”, su ejecución “es complicada porque requieren de una inversión importante, no están contempladas en nuestro plan porque nosotros tenemos un presupuesto reducido, pero estamos realizando la gestión para realizarlas”.

Entre otras medidas que está por concretar su administración se encuentra el convertir el Centro Histórico en una zona con límite de velocidad para vehículos con motor de 30 kilómetros por hora.

De acuerdo con el director de Obras del gobierno capitalino, en 2017 se invirtieron 32 millones de pesos en la pavimentación de calles de agencias y colonias, sin embargo, aseguró, se carece de recursos específicos para el rubro de movilidad, para generar infraestructura como ciclovías.

Obra aún genera críticas

Las críticas del pintor Francisco Toledo fueron las primeras que se escucharon contra la obra cuyo puente elevado costó 208 millones de pesos. El artista acusó que la imposición de la obra demuestra que “no pueden o no quieren atacar el problema de fondo, que es ordenar el transporte público”.
A casi 4 años de su inauguración, el 15 de marzo de 2014, la obra aún genera críticas. Rubén García, director de la organización Mundo Ceiba, que promueve el uso de la bicicleta como medio de transporte prioritario en la ciudad, señala que desde la planeación aunque se anunció que incluiría una ciclovía este espacio no existe.

“El proyecto quedó olvidado, el entonces secretario de Seguridad Pública, Alberto Esteva pintó, ni siquiera con pintura asfáltica, sino vinílica, unos carriles y tuiteó ‘el paso de 5 Señores es incluyente, existen ciclovías’, lo critiqué desde el principio, eso no es una ciclovía, una ciclovía tiene un inicio y un fin, un origen y un destino”.

Complica vigilancia vial

Desde diciembre pasado, la Secretaría de las Infraestructuras, determinó con base en un dictamen de la constructora Freyssinet, que en el puente elevado del distribuidor vial se suspendiera el paso a vehículos pesados, por lo que requiere de la vigilancia constante de policías viales.

“Nos viene a quitar el tiempo y a utilizar personal, porque ya se determinó que tiene cuarteaduras y que no pueden pasar vehículos pesados, es una obra que estamos cuidando como una gente de edad, que sí funciona pero si le sigues metiendo carga al rato van a decir que se va a derrumbar, tenemos que poner gente a cuidar que no suban vehículos menores a dos o tres toneladas, la indicación que nos dieron es que no pasen”, señaló el director de la Policía Vial José Guzmán.

De acuerdo con el funcionario, la parte complementaria de la obra, el paso a desnivel, aunque muestra mejores resultados, no ha demostrado ser una solución integral, pues devuelve los autos a dos zonas de alto congestionamiento.

“El problema es cómo terminamos adelante, es parte de obras que se han generado para dar solución vial, como las vueltas inglesas de Ulises, alguien decía que son vueltas inglesas de noche y de día son nudos mixtecos”, expresó.