Piden ahondar en causas de violencia y corrupción en Oaxaca | La Capital
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones
Última Hora Especiales Videos

La Capital

Piden ahondar en causas de violencia y corrupción en Oaxaca

Urge Arzobispo de Oaxaca atender los casos de saqueo que se han registrado en la entidad

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Ante los hechos de violencia y corrupción que se han registrado en el estado, la sociedad debe exigir ahondar en las causas y exigir que se apliquen soluciones eficaces, sostuvo José Luis Chávez Botello, Arzobispo de Oaxaca.

Admitió que existe una honda preocupación por el aumento de violencia y que reclama de acciones eficaces que den tranquilidad a las personas. “Observamos con tristeza cómo muchos siguen actuando con violencia, por eso debemos llamar a que se llegue al fondo del problema”, dijo.

En conferencia de prensa, aseguró que no sólo basta con la acción de la justicia para meter a la cárcel a quienes cometen este tipo de hechos, sino investigar sus orígenes y aplicar soluciones.

Aunado a ello, pidió atender los casos de corrupción o saqueo que se han registrado en Oaxaca, en donde la sociedad reclama justicia y que se apliquen las leyes.

Deploró que en este ambiente de violencia e inseguridad se presenten casos de sacrilegio como sucedió en la parroquia de San Lorenzo Cacaotepec, en donde se robaron la Hostia Consagrada.

“No se trata sólo de un robo entre tantos, pues no se llevaron el copón, se trata de un grave sacrilegio por tratarse de lo más grande para nosotros: la presencia viva de Jesucristo Sacramentado”, aseguró.

Ante tan reprochable hecho, el arzobispo Chávez Botello exhortó a sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles laicos a preparar y organizar un desagravio en todas las capillas y templos de la ciudad de Oaxaca de Juárez el próximo jueves.

Por otra parte, el Arzobispo de Oaxaca señaló que vivimos una crisis profunda del trabajo, con sueldos bajos que no cubren las necesidades fundamentales de la familia, crece cada vez más el desempleo y el costo de alimentos, además muchas familias solo sobreviven sin los servicios indispensables para una vida digna.

Por otro lado, no faltan quienes viven económicamente bien sin necesidades materiales y con oportunidades para superarse, pero no trabajan, no sirven bien, algunos viven de injustas y hasta de delitos solapados.

Lo anterior, indicó, es tierra fértil para la corrupción, la impunidad y la violencia, ante lo cual pidió reflexión y tomar conciencia, pues reducir el trabajo para ganar dinero o poder, solo corrompe y desgasta vidas

Relacionadas: