En Oaxaca los Ríos, Atoyac y Salado canales de aguas negras |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

La Capital

En Oaxaca los Ríos, Atoyac y Salado canales de aguas negras

Con la grave contaminación, los pozos que se ubican en las orillas de los afluentes podrían contaminarse en cualquier momento

En Oaxaca los Ríos, Atoyac y Salado canales de aguas negras | El Imparcial de Oaxaca

Los principales afluentes que recorren los municipios de los Valles Centrales y Sierra Sur, los ríos Atoyac y Salado se encuentran convertidos en canales de aguas negras.

Desde hace más de 10 años, cuando las plantas tratadoras de aguas residuales se edificaron en las orillas de estos ríos, la contaminación se agudizó debido al aumento de la mancha urbana y la fecha ninguna instancia gubernamental ha emprendido acciones para su rescate.

Estudios de diversas instituciones señalan que ante el aumento de la contaminación, los pozos que se ubican en las orillas de los afluentes podrían contaminarse en cualquier momento.

Irma Aburto López, de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), advirtió que el fecalismo representa un grave problema de salud pública.

Señaló que la materia fecal expuesta al medio ambiente, que al deshidratarse se convierte en polvo que es arrastrado por el viento; así, se convierte en un factor potencial de transmisión de enfermedades como el cólera, gastroenteritis viral o bacteriana, además de propiciar la proliferación de fauna nociva.

Al igual que en la Ciudad de México, la mayoría de estos desechos provienen de humanos, perros y gatos que defecan en la vía pública.

En la ciudad de Oaxaca y municipios conurbados, por donde cruzan los ríos Atoyac y Salado, se ubican miles de comercios, algunos dedicados a la venta de comida y representa un grave problema para los propietarios y visitantes.

En la temporada de sequía que inicia a partir del mes de enero hasta mayo, estos caudales se secan y se convierten literalmente en canal de aguas negras.