Quantcast

Istmo

Jóvenes zapotecas crean prototipo para generar agua

El objetivo es implementarlo en zonas donde no hay agua y en comunidades rurales del Istmo de Tehuantepec
por Diana Manzo

Juchitán.- Tres estudiantes de nivel preparatoria entre 16 y 17 años de edad presentaron un prototipo para la producción de agua a través del viento y el sol, el cual tiene el objetivo de contribuir a la escasez de agua que se vive en el Istmo de Tehuantepec y en comunidades rurales del país.

En el marco de la Feria Internacional de Ingeniería, Ciencia y Tecnología, los jóvenes de origen zapoteca Carlos Román Hernández López, Raúl Benítez Pérez y Jorge Ríos Gallegos, quienes estudian el cuarto semestre de preparatoria en la escuela Jerome Bruner de Juchitán presentaron su prototipo que es un condensador de aprovechamiento de la energía calorífica.

Jorge Ríos Gallegos, uno de los creadores explicó que el objetivo central es ayudar a las comunidades rurales para que no sigan padeciendo agua potable, pues es una necesidad humana que muchos no gozan.

Los jóvenes realizaron dos prototipos, uno de tipo rústico con materiales reciclables como cartón y botellas pet y el otro con el uso de energía eléctrica; sin embargo, su aportación a la ciencia es que se puede utilizar la energía solar y el viento.

"En el Istmo tenemos muchas comunidades como San Dionisio del Mar que el sol es fuerte, por ejemplo, ahí se puede generar agua porque también soplan los vientos, sabemos que esta comunidad lleva más de 15 años padeciendo de esta necesidad humana, creo podríamos aportar algo con nuestro prototipo", indicaron.

Fue en enero y a través de la asignatura de física y bajo la asesoría de José René Vallejo García que los jóvenes comenzaron a construirlo. Primero pensaron en una necesidad y después de varios análisis coincidieron que lo mejor sería generar agua. Posteriormente, hicieron bocetos para imaginarse en qué forma. Finalmente, después de muchas noches y días trabajando concluyeron que a través de la energía solar y el viento sería una buena opción.

"Lo que hacemos es que a través de un recipiente de celdas el aire entra y con la ayuda de disipadores comienza a generar la energía, la cual se protege por una llave que no permite su salida al exterior hasta que esté acumulado, realmente funciona, nuestro prototipo así como está de pequeño genera medio litro de agua en 30 minutos", expresó Raúl Benítez Pérez.

Por su parte, Carlos Román Hernández López, agregó que son materiales sencillamente reciclables y reutilizables lo que ocuparon para generar agua; sin embargo, su anhelo es hacerlo profesional y ayudar a los pueblos que lo necesiten.

Contentos y emocionados señalaron que han recibido muchos halagos por este proyecto debido a la importancia que significa el generar agua a través del aire y el calor.

"Nos han dicho que lo patentemos, que lo registremos, pero vamos a ver más adelante, realmente ha sido un gran esfuerzo lo que se ha logrado, pero nuestro interés es hacerlo más profesional y con materiales resistentes, nos gustó mucho y sabemos que servirá para hacer un bien común", expresaron.

Los jóvenes anhelan que su prototipo gane un pase al extranjero como parte de una innovación y con ello poder presentar su creación en otros foros de ciencia y tecnología.