Quantcast

Istmo

Sin servicios básicos familias porteñas

La colonia 15 de Septiembre carece de agua potable, luz pública y drenaje
por Agustín Santiago

Salina Cruz.- A pesar de ser un puerto de altura y contar con una Refinería que produce más de diez mil barriles diarios de productos petrolíferos, aun se puede percibir en las colonias y barrios que las necesidades apremiantes como agua potable, drenaje, pavimentación, casa de salud, son el pan de cada día de unos 40 mil habitantes.

En ese contexto y de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) en su último censo que realizó en el año 2010, destacó que en el municipio de Salina Cruz, cuenta con una población arriba de los 80 mil habitantes.

Además de tener 48 colonias y 36 barrios, en donde de ese número de asentamientos, solo una tercera parte contaba con los servicios que van desde agua, luz, seguridad, pavimentación, drenaje y el resto enfrenta necesidades básicas para su desarrollo.

De las colonias y barrios que aún carecen de servicios destaca la colonia 15 de Septiembre, en donde hace apenas diez años se fundó y desde esa fecha, los vecinos se han unificado para poder salir adelante a través de tequios comunitarios, para poder introducir dos servicios que para ellos fueron y serán prioritarios como el agua potable y luz eléctrica.

De acuerdo con Rosendo Martínez quien tiene varios años habitando en esa colonia, aseguró que antes sus calles eran polvorientas y cuando llovía, era difícil poder caminar para dirigirse a su trabajo o los niños a la escuela. Por lo que la situación era difícil, pero como no tenían otra opción para poder vivir, tuvieron que adaptarse a ese modo de vida que al paso de los años fue cambiando con esfuerzo y lucha de todos los vecinos.

“Hoy ha cambiado un poco nuestra colonia, ya tenemos más calles pavimentadas, aunque aún otras quedan pendientes por hacer, debido a que las autoridades no muestran preocupación por apoyarnos de manera más directa”, expresó.

No sabemos, dijo, en qué se gastan el dinero que el gobierno destina o los recursos que aportan Petróleos Mexicanos, porque hay mucha necesidad en la mayoría de las colonias del municipio.

Doña Josefa Marín, integrante del comité de vecinos, resaltó que el agua ha sido el dolor de cabeza de todas las familias porque sin ella no se puede vivir o realizar las actividades domésticas.

Desde hace años, expresó que ha tenido que recurrir a la compra de agua por pipas, porque no hay otra forma para poder dotar de agua a su colonia y no se diga a su hogar.

Ante este panorama, añadió que no hay para cuando las colonias puedan tener acceso a los servicios importantes para tener una vida plena, sin tener tantas necesidades.