Quantcast

Istmo

Rechazan ampliación de parques eólicos por ZEE

Pueblos se amparan contra incremento de generadores en la región; proyectos, impulsados por las Zonas Económicas Especiales, violan derechos colectivos e individuales, aseguran
por Carlos Alberto Hernández

Comuneros de al menos 11 poblaciones istmeñas presentaron un amparo colectivo en contra de la instalación o ampliación de parques eólicos en la región, que afectan su territorio y medio ambiente.

La organización Articulación de Pueblos Originarios del Istmo Oaxaqueños en Defensa del Territorio informó que unos mil 800 afectados signaron el documento ante el juzgado sexto del distrito de Salina Cruz.

Destacó que los inconformes son originarios de los municipios de Chahuites, Ciudad Ixtepec, Juchitán, San Blas Atempa, San Francisco Del Mar, San Francisco Ixhuatán, San Mateo Del Mar, Santa María Xadani, Tapanatepec, Tehuantepec y Zanatepec.

"Se trata de diversos pueblos y organizaciones sociales, binnizaa, ikoots, mixes, chontales y zoques del Istmo de Tehuantepec, que al sufrir una intromisión y despojo de nuestros territorios por diferentes megaproyectos decidimos organizarnos en defensa de la vida, la tierra y el territorio", anotó.

Detalló que el amparo colectivo regional interpuesto tiene el objetivo de proteger los derechos de los pueblos indígenas del Istmo de Tehuantepec, respecto de la infraestructura que se pretende construir en los territorios sin consulta y sin su consentimiento libre, previo e informado.

Subrayó que "el Estado pretende con ello evitar garantizar todos los derechos reconocidos a nivel nacional e internacional en materia de pueblos indígenas".

Por ello la importancia de la acción constitucional planteada "para efecto de que se resguarden los derechos colectivos de los pueblos indígenas de la región, como el derecho al territorio, libre determinación, identidad cultural y a un medio ambiente sano", externó.

Ahora el "gobierno federal ha autorizado la construcción de infraestructura para una segunda fase de expansión eólica en el Istmo que generará un adicional de 3 mil 683 MW, lo que implicaría casi triplicar la capacidad de generación eólica actualmente instalada en la región que son 2 mil 192 MW, con alrededor de mil 900 aerogeneradores en 22 parques eólicos", alertó.

Recordó que las empresas eólicas llegaron anunciando "progreso, desarrollo y derrama económica".

Sin embargo, los resultados reales que se han visto en más de 10 años de presencia son: "acaparamiento de miles de hectáreas de tierras, altos niveles de pobreza, aumento de la desigualdad y marginalidad, falta de fuentes de trabajo, disminución de la producción agrícola e incremento del crimen organizado".

Acusaron que la segunda fase de desarrollo eólico es la punta de lanza de las Zonas Económicas Especiales, que se caracteriza por tener leyes y reglamentos muy específicos "que violan los derechos individuales y colectivos de las comunidades y solo benefician a las empresas privadas".

"La ZEE busca impactar su estrategia de desarrollo" justo donde la presencia de los pueblos originarios tienen un sentido identitario con el territorio y provoca tensiones en la dinámica comunitaria, por lo que la creación de la ZEE en la región del Istmo es la validación de una política económica de despojo".