Quantcast

Istmo

Niegan a indígena información sobre proyectos eólicos

Rommel Matus, integrante del Comité indígena pro defensa de la tierra y el territorio de Unión Hidalgo denunció la negativa de las autoridades como la Comisión Nacional Reguladora de Energía, la Comisión Federal de Electricidad y la Secretaría de Energía y Medio Ambiente de Oaxaca
por Diana Manzo

Rommel Matus, integrante del Comité indígena pro defensa de la tierra y el territorio de Unión Hidalgo denunció la negativa de las autoridades como la Comisión Nacional Reguladora de Energía, la Comisión Federal de Electricidad y la Secretaría de Energía y Medio Ambiente de Oaxaca de dar información relacionada a los proyectos eólicos que se establecerán en su comunidad de Unión Hidalgo.

El solicitante explicó que transcurrieron más de 50 días esperando una respuesta acerca de la información solicitada al Instituto de transparencia estatal sobre los datos requeridos en cuanto al nombre de las empresas eólicas, de los proyectos de inversión que se están implementando y sobre el proceso de consulta en Unión Hidalgo.

Rommel Matus reconoció que el no dar la información requerida pone en evidencia que existen intereses oscuros y acuerdos económicos entre los empresarios inversionistas y alto funcionarios del gobierno federal y estatal en la construcción y operación de los parques eólicos.

Dijo que también con esta forma irracional y mezquina de generar inversión en el estado se lesionan gravemente los derechos colectivos del pueblo indígena zapoteco, reconocidos en el artículo dos de nuestra Carta Magna y el convenio 169 OIT, toda vez que se vendió el falaz argumento de que se está produciendo energía limpia y generando empleos locales, cuando lo que realmente se hace es cambiar el uso de suelo, de tal manera que jamás los indígenas podrán recuperar su tierra y mucho menos darle un uso agrícola debido a que la infraestructura que se instala para construir un aerogenerador lleva miles de toneladas de concreto.

“Esto que hacen las empresas eólicas en las comunidades indígenas del Istmo de Tehuantepec ya no significa que el proyecto sea completamente amigable con la naturaleza puesto que está contaminado y afectando en grandes dimensiones los mantos acuíferos que abastecen a la comunidad, sin que dichas empresas eólicas asuman su responsabilidad ambiental y social por sus afectaciones” explicó.

Agregó que “los megaproyectos afectan en consecuencia el derecho a la consulta que tenemos los pueblos y comunidades indígenas, puesto que jamás se nos consulta sobre los beneficios y afectaciones que traerían a nuestro territorio”.

Finalmente, a nombre de los integrantes de su colectivo, Rommel Matus hizo un llamado a las instancias de gobierno estatal y federal para que no sigan transgrediendo el derecho a la información y a la consulta libre, previa e informada, y dejen de anteponer sus intereses particulares sobre los derechos individuales y colectivos del pueblo de Unión Hidalgo.