Tehuantepec emerge entre los escombros de los terremotos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Tehuantepec emerge entre los escombros de los terremotos

A un día de cumplirse dos meses de horror que dejó el sismo, muchas familias siguen con crisis nerviosa e incluso con un trauma difícil de olvidar

  • Tehuantepec emerge entre los escombros de los terremotos
  • Tehuantepec emerge entre los escombros de los terremotos
  • Tehuantepec emerge entre los escombros de los terremotos

Han pasado dos meses desde aquella trágica noche del 7 de septiembre y aun las huellas de la destrucción siguen intacto y con una estela de dolor.

Juan José Cartas Antonio, poeta e historiador, reconoció que la vida de muchos tehuantepecanos dio un giro de 180 grados, aquella noche del 7 de septiembre, después que a las 11:25 horas la naturaleza mostró su ira devastando muchos lugares en esta tierra istmeña.

“Niños, adultos, hombres y mujeres no sabíamos qué hacer, a muchos nos tomó por sorpresa y fue no solo una noche trágica, sino larga, pues con este desastre vino un fuerte apagón que nos dejó prácticamente incomunicados porque no habían servicios de energía, teléfono e internet para comunicarnos con nuestros seres queridos”, narró.

A un día de cumplirse los primeros dos meses de horror que dejó el terremoto, dijo que muchas familias siguen con crisis nerviosa e incluso con un trauma difícil de olvidar.

Y añadió que “aquí están, tristemente aniquiladas, destruidas, derrumbadas, acabadas y convertidas en nada las casas que una vez sirvieron de techo a las familias, hoy están reducidas a cenizas”.

De hecho, expresó que el polvo de sus adobes corrió como lagrimas por el pavimento de las calles y sus paredes, las que todavía están de pie, sudaban sus restos de repello.

Cartas subrayó “duele verles así y me parece injusto que el enojo de la tierra las haya vuelto añicos”.
Dijo que Tehuantepec se levanta entre los escombros para volver a renacer después del certero golpe que la naturaleza les dio a sus habitantes.

Añadió que hay casas hechas de tejas, adobe y huilotes que datan de hace más de 100 años, sin embargo algunas resistieron el terremoto y otras exhiben daños.

Por otra parte, la reconstrucción abarca la edificación de casas no arquitectónicas, sino modernas y eso puede provocar que se pierda el valor de Tehuantepec por ser un municipio colonial.

 

 

Relacionadas: