Tejiendo Hermandad, proyecto de reactivación económica en el Istmo | Istmo
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Tejiendo Hermandad, proyecto de reactivación económica en el Istmo

Es la tercera iniciativa para reactivar el comercio regional después de “Adopta un Horno” y “Canasta Básica Istmeña” y tiene como meta dar empleo a 50 tejedoras-bordadoras

  • Tejiendo Hermandad, proyecto de reactivación económica en el Istmo
  • Tejiendo Hermandad, proyecto de reactivación económica en el Istmo
  • Tejiendo Hermandad, proyecto de reactivación económica en el Istmo

Juchitán de Zaragoza, Oaxaca

Uno de los sectores más perjudicados como consecuencia de los terremotos del mes de septiembre de 2017 en el Istmo de Tehuantepec, es el de las tejedoras y bordadoras; no sólo porque en la región se suspendieron casi todas las celebraciones del ciclo festivo zapoteca, conocidas como velas, sino porque cientos de ellas perdieron un elemento fundamental para la elaboración de los famosos trajes, blusas y huipiles: los bastidores de madera, indicó Gubidxa Guerrero, Coordinador del Comité Melendre.

Explicó que poca gente sabe que detrás de la elaboración de una prenda tradicional hay varios participantes: el carpintero que construye el bastidor de madera sobre el que se monta la tela que ha de ser tejida o bordada; la comerciante de telas, que surte de materia prima el mercado local; la comerciante de hilos, tinta de las artistas istmeñas; el pintor o dibujante que elabora los hermosos diseños que las hábiles manos se encargarán de iluminar con hilos y, finalmente, las tejedoras y bordadoras, propiamente, quienes dan forma final al producto mundialmente conocido y reconocido como traje de tehuana o traje de mujer istmeña.

“Al suspender las fiestas y al caer drásticamente el poder adquisitivo de decenas de miles de familias, la cadena productiva detrás de los huipiles y/o blusas istmeñas se vio seriamente perjudicada, por lo que se puso en marcha esta tercer iniciativa para reactivar el comercio regional”, destacó.

Señaló que el proyecto funciona de manera muy sencilla, pues un grupo de artesanas que no hayan perdido sus bastidores se organiza para apoyar a sus compañeras. Con un fondo aportado por el Comité Melendre y donantes de la sociedad civil, adquieren telas e hilos, mismas que mandan dibujar para que puedan comenzar a tejer, siendo remuneradas a un precio justo durante el tiempo que dure la elaboración.

“Las prendas confeccionadas son puestas a la venta a un costo de 2 mil pesos por huipli y mil por blusa, el cliente-donante deberá recibir el producto de su adquisición en el lapso de dos semanas. La prenda será original, única, elaborada ex profeso por auténticas artesanas zapotecas en situación vulnerable, después de los terremotos de septiembre y con el del cliente-donante, éste habrá solventado no sólo costo de producción (telas, hilos, dibujo, mano de obra) sino que habrá financiado la adquisición de un bastidor para huipiles a un carpintero local, mismo que será entregado gratuitamente a una tejedora-bordadora damnificada”, aseguró.

Comentó que en caso de que el cliente-donante desee donar la prenda adquirida, ésta será entregada a una persona de la tercera edad que haya perdido sus huipiles durante los terremotos.

Gubidxa Guerrero dijo que la meta inicial es dar empleo a cincuenta tejedoras-bordadoras para reunir fondos suficientes para poder donar cincuenta bastidores de madera para la confección de huipiles con carpinteros de la región, dando prioridad a los que fueron afectados durante los terremotos del 7, 19 y 23 de septiembre. Si hubiese más donaciones, la meta podrá ser ampliada.

Y es que con los terremotos del 7, 19 y 23 de septiembre; con las más de seis mil réplicas, no solamente colapsaron edificios emblemáticos en la región istmeña, sino que se cayó el principal puente de todo el Istmo de Tehuantepec: aquel que permitía que comerciantes de los cinco grupos étnicos vendieran sus productos: el famoso Mercado Central de Juchitán. Con tu compra-donativo podrás contribuir a reactivar el mercado regional, de manera transparente y directa, solo tienes que entrar a http://comitemelendre.blogspot.mx/2017/10/tejiendohermandad-nuevo-proyecto-de.html#more para mayor información.

Relacionadas: