Un patrimonio en ruinas… y ¿el INAH? | Istmo
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Especiales

Un patrimonio en ruinas… y ¿el INAH?

Hasta la fecha, el Instituto Nacional de Antropología e Historia no ha presentado un plan detallado de las acciones que deberá realizar en cada uno de los monumentos históricos ni el presupuesto que requerirá

Un patrimonio en ruinas… y ¿el INAH? | El Imparcial de Oaxaca

Juchitán de Zaragoza, Oaxaca

A la presidenta municipal Gloria Sánchez López le dijeron que se iba a demoler el palacio municipal de Juchitán, ella aceptó “y lo anunció como si fuera un gran acontecimiento”, acusa el arquitecto Elvis Jiménez, quien asegura que ni las autoridades federales, estatales ni municipales han sabido responder al reto de resguardar el patrimonio histórico del Istmo de Tehuantepec tras los sismos de septiembre.

Hoy, la parte del edificio que quedó en pie tras el terremoto del 7 de septiembre está a salvo de los mandatos de renovación urgente. Tras la parálisis inicial, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha anunciado que este monumento histórico será restaurado, aunque aún no detalla el plan ni el monto presupuestal que requerirá. Los monumentos históricos de Juchitán, desde el templo de San Vicente Ferrer y la Casa de la Cultura esperan aún saber cuánto dinero tendrá su monedero electrónico para la reconstrucción.

Como el edificio municipal, construido en 1860, que vio seis años más tarde la batalla contra los franceses que se postraría en la memoria juchiteca como insignia de su valor patrio, otro referente histórico, el templo de San Vicente Ferrer, cuyas torres cayeron durante la revolución, espera aún los trabajos de su restauración.

“Lo más importante es que se conserva la nave original, la bóveda de cañón y la cúpula, en el interior hay fisuras pero es rescatable, las imágenes de San Vicente, que son dos, están en perfecto estado”, asegura el arquitecto.

Frente al templo, en el terreno donde se instaló el cuartel Carlos Pacheco, después el Centro Escolar Juchitán, se erige desde el pasado 12 de septiembre una nueva escuela. El secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, se hizo cargo de presentar la maqueta del proyecto, muestra de “un edificio que no está hecho para la región ni contempla los climas ni tiene conciencia ecológica ni es sustentable, ni es sostenible ni respeta el marco histórico”, asegura Jiménez, señalando hacia el sitio donde las retroexcavadoras militares continúan los trabajos de aplanado. El edificio, de acuerdo con el aspirante presidencial, concluirá en cinco meses.

“Lejos de entender la importancia de conservar los monumentos históricos de la ciudad, de conservar la arquitectura tradicional, los elementos icónicos de Juchitán, las autoridades están en una situación de ver qué provecho obtienen de esto”.

“A la presidenta municipal esta crisis puede catapultarla, puede quedar muy bien, es un momento histórico, pero no comprende la dimensión de la crisis, no me extraña de las autoridades municipales, me extraña del INAH, que no ha hecho nada, la gente del INAH no mueve un dedo si no recibe recursos, eso también es una realidad, es todo el sistema de gobierno, en donde los funcionarios habiendo una desgracia de esta magnitud lo único que ven son sus intereses”, acusa el arquitecto.

INAH, sólo un comunicado

El más reciente comunicado del INAH fue emitido el pasado 30 de septiembre, cuando informó que realiza tareas de limpieza y retiro de escombros de sitios históricos afectados por la actividad sísmica.

“Un ejemplo de estas labores es el que realizan los especialistas del Centro INAH Oaxaca, particularmente en la iglesia de San Vicente Ferrer, en la presidencia municipal y en la Casa de Cultura, los cuales constituyen algunos de los inmuebles históricos del municipio de Juchitán que registran daños severos. Asimismo, se atienden la catedral, el exconvento de Santo Domingo y la iglesia de San Jerónimo, en Tehuantepec”.

No obstante, hasta ahora no ha presentado un plan detallado de las acciones que deberá realizar en cada uno de estos monumentos ni el presupuesto que requerirá. EL INAH mantiene una convocatoria para restauradores, urbanistas, arquitectos e ingenieros para sumarse a las labores de restauración del patrimonio afectado por sismos.

La cuarta catástrofe de Juchitán

Una casa que está excluida del listado de patrimonio histórico del INAH pese a su relevancia para Juchitán es la que habita LugardaCharis, la hija del general revolucionario, quien fuera presidente municipal, diputado federal y senador de la República. La mujer tiene muy claro el panorama que vivirá este pueblo, que se levantará, pero tardará más de lo que dicen los políticos, tardará más que el año nuevo que prometió el presidente y más que un solo año.

“Va a tardar mucho en levantarse Juchitán, pero se va a levantar, ya van tres veces que se levanta Juchitán, esta es la cuarta, la primera fue la invasión de los franceses, se derramó sangre, hubo muchos muertos y nuestros antepasados levantaron Juchitán.

“La segunda vez vino don Benito Juárez porque decía que éramos muy conflictivos y que no obedecíamos, nos llamó la atención, hizo una pequeña quemazón hacia el lado del norte y nuestros antepasados levantaron Juchitán; la tercera vez vino Félix Díaz, hermano de don Porfirio Díaz, a profanar nuestro templo, agarró a nuestro patrono, San Vicente, y lo arrastró por todo el pueblo, hizo una quemazón en todas las casas de Juchitán y nuestros antepasados levantaron Juchitán”.

 

Relacionadas: