"El ángel de la bandera", Sánchez y su patriotismo | Istmo
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

“El ángel de la bandera”, Sánchez y su patriotismo

Llama el señor Ángel estarnos firmes de pie no de rodillas, de pie para salir adelante no por ese fenómeno nos vamos a ver arrodillados, tenemos que estar firmes

  • “El ángel de la bandera”,  Sánchez y su patriotismo
  • “El ángel de la bandera”,  Sánchez y su patriotismo
  • “El ángel de la bandera”,  Sánchez y su patriotismo
  • “El ángel de la bandera”,  Sánchez y su patriotismo

Juchitán de Zaragoza, Oaxaca

Ángel Sánchez, ya es conocido en todo México como el “Ángel de la Bandera” por su gesto de patriotismo al recoger de entre los escombros del palacio municipal destruido por el sismo de 8.2 grados la insignia nacional. Su imagen grabado por un celular le dio la vuelta al mundo a través de las redes sociales y después a medios nacionales e internacionales.

Ángel Sánchez Santiago, de origen zapoteca y oriundo de la Séptima Sección, es un hombre sencillo, de oficio herrero y su familia se dedica a la panadería. Tras el sismo del jueves que devastó Juchitán, Ángel primero puso a salvo a su familia y de inmediato recorrió a pie las calles de la Séptima Sección para dirigirse a la colonia Rodrigo Carrasco, pero en el trayecto, tuvo que pasar por el palacio municipal.

“Al pasar me percaté que todo estaba tirado, el palacio destruido y los policías buscaban a uno de sus compañeros entre los escombros, me acerqué a ayudarlos y entre los escombros vi la bandera, me dio mucho sentimiento ver a mi bandera ahí tirada, así que la recogí y busqué un palo que improvisé como un asta, vi un montículo de escombros y ahí la puse”, recordó.

Dijo que nunca se percató que alguien le estaba videograbando y tampoco tuvo la intención de que se le reconociera. “Cualquier mexicano bien nacido hiciera lo mismo”.

Ahora aprovecha para enviar un mensaje a sus paisanos de no derrotarse ante la adversidad. “Ese es el mensaje que quiero dar y que estoy dando a nuestro pueblo, es estarnos firmes de pie no de rodillas, de pie para salir adelante no por ese fenómeno nos vamos a ver arrodillados, tenemos que estar firmes”.

También sintió dolor ver el palacio municipal de Juchitán en ruinas, ya que es emblemático para la lucha social. Este municipio es bastión de la izquierda a nivel nacional, fue el primer ayuntamiento de izquierda en el país en 1981.

“Por eso nos da tristeza verlo tirado, los sentimos porque aquí se han gestado muchos hechos que nos recuerdan, que son parte de nuestra historia”.

Pero don Ángel Sánchez, herrero de oficio y de 57 años de edad, no pretende de ser un héroe porque su acto se volvió famoso porque en estos tiempos dijo, se admira lo que se ha perdido.

“A mí me gustaría que mucha gente tuviera ese civismo para lo que yo hice no sorprendiera, muchos se sorprenden pues es la falta de civismo”.

La lección de levantar la bandera en medio de la peor tragedia que ha vivido el Istmo de Tehuantepec en su historia, señaló, es para quien la quiera entender, principalmente para los que llevan la insignia nacional en el pecho. “Es para las personas que cada seis años se cuelgan la bandera y juran de servir a la patria pero con sus hechos lo han traicionado lo han mancillado, yo no soy de esos”.
Ahora viene la reconstrucción y demolición de la historia de Juchitán, el que más tristeza da, es el histórico palacio blanco de 1884.

Relacionadas: