Viven entre miedo y rezos, en Juchitán | Istmo
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Viven entre miedo y rezos, en Juchitán

Van 37 muertos en Juchitán; en Asunción Ixtaltepec de forma extraoficial se informaba de 12 muertos, en Santa María Xadani 2 y en Unión Hidalgo 6

Viven entre miedo y rezos, en Juchitán | El Imparcial de Oaxaca

Juchitán de Zaragoza, Oaxaca

En Juchitán pocos duermen y los que lo hacen rezan para que un sismo no los despierte. Los habitantes que se mantienen en pie pese a la adversidad, viven en la psicosis, el miedo y el temor que las viviendas con daños en sus estructuras se colapsen. Hasta ayer, se contabilizaban 37 muertos en el municipio, la más reciente víctima, es un policía municipal que había quedado atrapado entre los escombros del palacio municipal.

Tras el sismo de 8.2 grados que sacudió el Istmo la noche del jueves, es común ver a familias reunidas en las calles, en los patios, otros levantando toneladas de escombros. Muchas más, ven con tristeza el estado en el que quedaron sus viviendas. Desoladas y sin hogar, sin alimentos y sin agua, subsisten más de mil familias de Juchitán.

Este sábado ya se registraron compras de pánico en las pocas tiendas que abrieron. Asimismo se presentaron saqueos en algunos negocios. Hay escasez de productos de primera necesidad, hay poca agua, sobre todo, agua para beber. Miles viven en la angustia y saben que viene lo peor.

“Estamos comprando lo suficiente para dos días, pero no va a alcanzar, esto se va a acabar así como vamos”, dijo Josefina Vásquez, una ama de casa, mientras se formaba en la larga fila de personas que acudieron a la tienda por víveres.
Pocas tortillerías abrieron y algunas más no pueden trabajar porque el suministro de energía eléctrica se corta por momentos.
Las constantes réplicas, unas con movimientos muy fuertes que ponen a temblar a todo un pueblo que aún no supera ese jueves trágico.

“Hay alrededor de mil casas colapsadas, y otras por colapsar y otras que se están colapsando y que la gente que entienda que ese aleje de las zonas, porque con las réplicas y con el movimiento de las estructuras ya fracturadas se vienen abajo”, expresó Armando Santiago, un voluntario que se unión a las labores de limpieza en las viviendas dañadas.

En Juchitán se reportaron 37 fallecidos, uno de ellos, es un policía municipal, cuyo cuerpo fue hallado ayer entre los escombros de las ruinas del palacio municipal, edifico que colapsó en casi el 50 por ciento de su estructura.

Fueron varias horas de búsqueda por parte de la Secretaría de Marina Armada de México y el Ejército Mexicano que aplica el Plan DN 3 hasta encontrar el cuerpo sin vida del policía Juan Jiménez Regalado, con 18 años de servicio y que murió aplastado por toneladas de escombros tras el sismo.

Víctor Ayala, de la Secretaría de Marina, dijo que se tuvo que aplicar en la búsqueda el apoyo de binomios caninos, perros adiestrados para hallar cuerpos en medio de una tragedia.

Pero no solo es Juchitán, municipios como Santa María Xadani y Asunción Ixtaltepec, acusan el olvido de las autoridades. En ninguna de las dos localidades, hasta ayer, los funcionarios del gobierno estatal y federal habían acudido a realizar una evaluación. En ambas comunidades el sismo dejó severos daños y devastó cientos de viviendas.

Relacionadas: