Combaten inseguridad en la reconstrucción en Juchitán
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Combaten inseguridad en la reconstrucción en Juchitán

Los altos índices delictivos desaniman a los trabajadores de la construcción en Juchitán: Comité Melendre

Combaten inseguridad  en la reconstrucción en Juchitán | El Imparcial de Oaxaca

Para detener los efectos de la inseguridad en Juchitán de Zaragoza, que además de la vida cotidiana han afectado el proceso de reconstrucción, el Comité Melendre en coordinación con autoridades municipales ha puesto en marcha el plan Creando Comunidad, a través del cual buscan disminuir los índices delictivos y recuperar formas tradicionales de impartición de justicia.

Gubidxa Guerrero, escritor y periodista integrante del Comité, señaló que los hechos delictivos han perjudicado los trabajos en la región, “especialmente Juchitán, que es un mercado potencial para trabajadores de la construcción. Por desgracia, los hechos violentos de los últimos meses obligaron a que decenas de trabajadores se marcharan, luego de haber llegado a buscar empleos. Los altos índices delictivos desaniman a otros a que lleguen a la zona. Esta situación no solamente ha afectado a la gente común que está reconstruyendo, sino a las grandes empresas”.

Asimismo, señaló que a más de un año del sismo del 7 de septiembre, el ánimo en la población ha decaído, pues “la situación es lamentable, crítica y sin expectativas. La gente pensó -por las declaraciones de funcionarios federales, incluyendo al presidente de la República- que la reconstrucción tomaría meses o un par de años, a lo sumo. Ahora la perspectiva es desalentadora”.

El Comité Melendre ha apoyado diversas actividades para recuperar el tejido social en municipios afectados por los sismos como Unión Hidalgo, Ixtaltepec y Juchitán. En estos tres municipios ha desarrollado iniciativas como Adopta un horno, mediante la cual rehabilitaron más de mil cocinas tradicionales.

Asimismo, inició la campaña Canasta básica istmeña, a partir de la cual se pide a donantes que en lugar de comprar víveres enlatados en alguna cadena comercial para mandarlos en especie a la zona afectada, compre directamente a los productores y vendedores istmeños.
Para la reconstrucción generaron el proyecto Vivienda Comunitaria, que reconstruye 25 hogares en seis municipios: Juchitán,

Tehuantepec, Unión Hidalgo, Laollaga y Guienagati, con un modelo que rescata materiales tradicionales y sismoresistentes.

“La unión existe, pero falta la organización. La reconstrucción no sólo se trata de buena voluntad sino de trabajar organizadamente. Lo cierto es que los terremotos de septiembre nos sacudieron socialmente. Enfrentar una catástrofe en 2017 no es igual que hubiera sido en 1800. Las necesidades son otras, las formas de organización social también se han modificado. He ahí la dificultad”.

Por ahora, señala, “no tenemos una visión alentadora. Pareciera que todos en el gobierno se hubiesen olvidado de la tragedia. Hay más de 10 mil casas destruidas y no se ve un panorama claro. Conforme avancen los años, aumentará la desesperación”.

 

 

Relacionadas: