Conmemoran desaparición del coceista Víctor Yodo
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Conmemoran desaparición del coceista Víctor Yodo

Hace cuatro décadas el coceísta Víctor Pineda fue arrastrado a un vehículo del Ejército, desde entonces desapareció sin dejar rastro y sin respuesta oficial

Conmemoran desaparición del coceista Víctor Yodo | El Imparcial de Oaxaca

En 1978, el 11 de julio, hace exactamente 40 años, un comando del Onceavo Batallón de Infantería con sede en Ciudad Ixtepec, en un vehículo oficial del Ejército Mexicano, secuestró y desapareció a Víctor Pineda Henestrosa, “Víctor Yodo“, militante de la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo (COCEI). Desde ese día, el coceista se encuentra desaparecido, sin rastro y sin respuesta oficial.

De acuerdo con los familiares, el profesor Víctor Pineda fue bajado de su vehículo en una de las calles céntricas de Juchitán y subido a una unidad del Ejército Mexicano en presencia de decenas de testigos. Nadie más supo de él hasta la fecha. Su caso, es uno de los claros ejemplos de desaparición forzada en el país.

Cuando detienen y desaparecen a Víctor “Yodo“ éste deja a su esposa, Cándida Santiago Jiménez y dos hijos, Irma una niña de 4 años de edad y Héctor, un niño de apenas un año.

En entrevista en 2005, Cándida Santiago relató: “Mi esposo era el asesor del Comisariado de Bienes Comunales, además apoyaba en gran manera a los campesinos, los pescadores que querían formar una cooperativa y obreros de la fábrica de cal, pienso que esa fue la razón por la cual fue secuestrado, no había otra para hacerlo”.

“Todos los que acudían a él los apoyaba, aún por alguna enfermedad, se preocupaba por los humildes, por la clase trabajadora y precisamente por esa labor, el gobierno y los ricos terratenientes propiciaron su secuestro, ya que él era una persona honesta y recta, no se vendió ni cayó en juegos de nadie”.

Aquel 11 de julio, según recuerda Cándida Santiago Jiménez, esposa de Víctor Pineda, de inmediato, militantes de la COCEI, organización a la cual pertenecía, así como familiares y amigos, encabezaron manifestaciones y huelgas de hambre para exigir su presentación con vida.

También realizaron bloqueos carreteros y tomas de oficinas y embajadas en la Ciudad de México. Muchas de las protestas de la COCEI fueron reprimidas de manera brutal.

En agosto de 1978 durante una huelga de hambre en las oficinas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la ciudad de México, las fuerzas policiacas los retiraron a la fuerza.

En febrero del año 1981 mientras realizaban un plantón a un costado de la catedral de Oaxaca, el gobierno encabezado por Pedro Vásquez Colmenares los mandó a retirar usando a sus fuerzas represivas.

Actualmente, una biblioteca popular en la séptima sección, así como una colonia ubicada en la zona poniente de la ciudad de Juchitán, llevan el nombre de Víctor “Yodo“.

Este miércoles, al cumplirse cuatro décadas de su desaparición forzada, familiares y amigos de Víctor Pineda Henestrosa harán un acto en la biblioteca popular que lleva su nombre, desde donde exigirán a las autoridades su presentación con vida.

Los familiares han exigido a las autoridades ahondar en las investigaciones, pues no aceptan una determinación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que apuntaba que Víctor “Yodo“ había fallecido en un accidente automovilístico.