Año nuevo sin hogar para miles de damnificados de Juchitán, Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Istmo

Año nuevo sin hogar para miles de damnificados de Juchitán, Oaxaca

En su visita a Asunción Ixtaltepec, el presidente Enrique Peña Nieto prometió “casa nueva en año nuevo”

  • Año nuevo sin hogar  para miles de damnificados de Juchitán, Oaxaca
  • Año nuevo sin hogar  para miles de damnificados de Juchitán, Oaxaca
  • Año nuevo sin hogar  para miles de damnificados de Juchitán, Oaxaca

La promesa de casa nueva en año nuevo que hiciera el presidente de la República, Enrique Peña Nieto en su visita el 2 de octubre a Asunción Ixtaltepec, no se cumplió para los damnificados de los sismos de septiembre en el Istmo de Tehuantepec. Miles siguen viviendo en casas improvisadas, bajo lonas o casas de campaña y la reconstrucción de sus viviendas va muy lenta.

En localidades como Unión Hidalgo, Santa María Xadani, Asunción Ixtaltepec, San Francisco Ixhuatán, San Mateo del Mar y Juchitán, el proceso de reconstrucción de las viviendas dañadas por los sismos va lenta. En Juchitán, aún en las calles y callejones hay restos de escombros que no se han podido retirar por falta de maquinaria.

Toda la maquinaria destinada por el gobierno federal a través de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Comisión Nacional del Agua han sido retiradas y solo permanecen los camiones y máquinas del Grupo Carso de la Fundación Slim ofreciendo el apoyo a la ciudadanía. El ayuntamiento de Juchitán no se da abasto para el retiro de desechos de las viviendas colapsadas y las que han sido demolidas, dijo la presidenta municipal Gloria Sánchez López.

“Aquí en Juchitán el proceso ha sido bastante lento, desde el proceso del derribo de las casas y la limpieza, es decir, la levantada de los escombros ha sido bastante lento y también hay muchos callejones en donde las máquinas no pueden entrar y la gente lo está haciendo de manera manual”, expresó la alcaldesa.

En Juchitán, miles de familias siguen sin hogar. En esta localidad, a decir de Sánchez López, ni una sola casa ha sido reconstruida.

“Apenas están iniciando algunas casas ya a ver que se hagan el cimiento y es muy lento, aquí no hay casas terminadas al cien por ciento, es el inicio y creo que esto va para largo”, apuntó.

La falta de albañiles también ha sido uno de los obstáculos que no ha permitido que la reconstrucción se agilice. Hay escasez de mano de obra para que las familias puedan iniciar o continuar con los trabajos. Incluso, la falta de albañiles ha obligado a algunos damnificados a ser ellos mismos los que reconstruyan su casa, aunado a que los 120 mil pesos que el gobierno otorgó como apoyo, a decir de los propios afectados, es poco y no alcanza.

Don Alberto Guerra, de la octava sección de Juchitán, quien tiene conocimiento en la construcción, con la ayuda de su hijo, él mismo reconstruye su casa.

“Poquito a poquito estoy escarbando ahí, todo el día estoy haciendo un poco de block. Ha sido muy difícil encontrar ahorita quien quiera trabajar, todos están ocupados, mi chalán no llegó hoy, pues mira ¿qué voy a hacer pues? pero poco a poco voy haciendo con mi hijo también, yo mismo porque soy albañil”, expresó.

En otros casos, han sido las mujeres las que han hecho el trabajo duro y colaborado a la reconstrucción de las viviendas, para agilizar el trabajo.
José Guadalupe Enríquez Martínez, es albañil y ante la falta de colaboradores, lleva a sus hijos, dos de ellas mujeres y un niño menor de edad, a realizar el trabajo duro de reparar y reconstruir las viviendas dañadas. Sus hijas lo ayudan a preparar la mezcla e incluso a cargarla durante el proceso.

“Trato de buscar a uno, a otro, pero no hay quien trabaje, en cuanto a trabajadores digo que también trabajen mis hijos, aunque sea un poco más barato pero pues hay que trabajar ahorita, hay que aprovechar también. Aunque sean mujeres, tampoco van a trabajar como debe de ser ¿verdad? como un hombre que va a trabajar con un bote lleno, aunque sea poquito en poquito pero sí ayudan bastante, ¿que si ayudan? ayudan muchísimo”, señaló.

En Asunción Ixtaltepec, 1600 casas colapsaron por los sismos de septiembre y la mayoría de los damnificados han optado por la autoreconstrucción, es decir, decidieron no contratar a las empresas especializadas en el ramo que se han asentado en el Istmo de Tehuantepec tras el sismo, informó el presidente municipal Óscar Toral Ríos.

“Aquí la reconstrucción va bastante fuerte, hay familias que se inclinaron por la construcción a través de las empresas y hay un 80 por ciento de las familias que están en la autoconstrucción y es ahí donde estamos apoyando a la gente. Las casas que se demolieron fueron 890 ya no hay más casas por demoler, el daño fue mil 600 viviendas pérdida total pero en su mayoría se está recuperando por las familias, lo están levantando, están reconstruyendo, se puede recuperar”, agregó.

El siete de septiembre, un sismo de 8.2 grados, el mayor que se tenga registro en más de cien año, desoló varias localidades del Istmo. Miles de viviendas, edificios públicos, negocios, monumentos históricos, y templos quedaron devastados, que a la fecha no han sido reconstruidos.

 

 

Relacionadas: