Inmuebles del Istmo son un peligro latente
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Istmo

Inmuebles del Istmo son un peligro latente

Hay inmuebles que representan un peligro latente para la ciudadanía.

Inmuebles del Istmo son un peligro latente | El Imparcial de Oaxaca

Al menos cuatro edificios públicos que resultaron dañados a causa del terremoto de hace tres meses siguen representando un riesgo para la ciudadanía.

No obstante, la Cámara Nacional de Comercio urgió la demolición por el daño físico que muestran, pero también por el riesgo latente en la que están inmersos estos inmuebles.

Para el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles, Fidel Contreras Ordaz explicó que la mayoría de estos edificios dañados están en la zona centro lo que agrava más el problema, porque es una zona muy concurrida.

Insistió en que se trata de un asunto que se debe de tratar con responsabilidad el hecho que estén en pie, sino el riesgo que colapse sobre todo si es de día por la cantidad de personas que caminan por la zona.

Explicó que también se ha sabido por la opinión pública que muchos de estos inmuebles no han sido demolidos, porque primero tienen que ser verificados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia para saber si forman parte primero del catálogo de inmuebles históricos.
Aparte, son certificados por los ingenieros para saber si es factible demolerlos o podrán ser restructurados y puedan salvarse.

De hecho desde hace tres meses en que ocurrió el terremoto muchos de los edificios ya les fueron retiradas las ventanas, puertas y estructuras metálicas para dejar sólo las paredes, techo y columnas para ser derribadas.

Indicó que aunque algunos edificios ya fueron demolidos, aún continúan en obra negra sin ser reconstruidos en su totalidad.

Fidel reconoció que también se ha detectado que no hay cultura entre los ciudadanos en el sentido en que destruyen las bandas de seguridad que se le coloca a una vivienda dañada y que está indicando el riesgo que representa.

“Considero que deben de evitar ser destruidas las cintas amarillas porque esto puede salvarles la vida al desprenderse un trozo de concreto o se caiga parte de la estructura.

El representante del sector hotelero dijo que fue un duro golpe para todo el sector y que tardará varios meses o incluso años para poderse recuperar en todos los aspectos.

Pie de foto

 

 

Relacionadas: