Quantcast

Internacional

El partido de Macron gana más terreno

La República en Marcha lidera la intención de voto con 32% para la primera ronda de las legislativas
por Agencias

El nuevo movimiento del presidente centrista francés Emmanuel Macron gana terreno de cara a las elecciones legislativas de junio, según un sondeo publicado ayer.

Tras asumir el poder el pasado domingo, Macron librará una batalla crucial en las legislativas del próximo mes. Para poder gobernar, el joven centrista proeuropeo, de 39 años, necesita una mayoría clara en el Parlamento.

De acuerdo a una encuesta de Harris Interactive, La República en Marcha lidera la intención de voto con 32% para la primera ronda de las legislativas, por delante del ultraderechista Frente Nacional y los conservadores Los Republicanos (19%).

El movimiento creado hace apenas 13 meses por Macron ha ganado tres puntos en una semana y seis en los últimos diez días, según la misma encuesta.

El nuevo Presidente de Francia celebró ayer su primer consejo de ministros en el Palacio del Elíseo, durante el cual fijó las grandes orientaciones de su quinquenio.

Macron hizo hincapié sobre algunas “reglas de buen funcionamiento” y en la “solidaridad necesaria entre todos los miembros del gobierno” provenientes de horizontes distintos. Dirigido por el primer ministro de derecha Edouard Philippe, su gobierno incluye a diferentes personalidades socialistas, centristas y conservadoras, así como a rostros nuevos de la política como a una campeona olímpica y un popular defensor del medioambiente.

El nuevo gabinete respeta también la paridad de género, con mitad de hombres y mitad de mujeres. Una encuesta Elable mostró que 61% de los franceses están satisfechos con la formación del nuevo gobierno, que encarna una “renovación” de la política francesa.

CONVERSACIÓN CON PUTIN

Por otro lado, Macron habló ayer por teléfono con el mandatario ruso Vladimir Putin sobre maneras de cooperar en temas internacionales, como en la lucha contra el terrorismo.

El Kremlin emitió un

comunicado afirmando que los dos dirigentes se expresaron dispuestos a desarrollar los lazos “tradicionalmente amistosos” en los ámbitos de lo económico, político y cultural.