Donald Trump y el presidente de Corea del Sur acuerdan desnuclearizar a Norcorea | Internacional
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Internacional

Donald Trump y el presidente de Corea del Sur acuerdan desnuclearizar a Norcorea

La embajadora estadunidense ante la ONU, Nikki Haley, pidió este miércoles a toda la comunidad internacional que rompa relaciones diplomáticas con Corea del Norte.

Donald Trump y el presidente de Corea del Sur acuerdan desnuclearizar a Norcorea | El Imparcial de Oaxaca

Estados Unidos

El presidente estadunidense, Donald Trump, acordó este jueves con su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, que es necesario “forzar” a Corea del Norte a “regresar al camino de la desnuclearización a cualquier coste”, después del lanzamiento norcoreano de un misil balístico intercontinental este martes.

Trump conversó telefónicamente con Moon por segunda vez esta semana para “hablar sobre los nuevos pasos para responder a la reciente provocación de Corea del Norte”, según informó la Casa Blanca en un comunicado.

“Los presidentes reiteraron su fuerte compromiso con mejorar las capacidades de disuasión y defensa de su alianza”, y hablaron sobre “cómo imponer la máxima presión posible al régimen” de Kim Jong-un, indica la nota.

“Los dos líderes reafirmaron su rotundo compromiso a forzar a Corea del Norte a regresar al camino de la desnuclearización a cualquier coste”, aseguró la Casa Blanca.

Tras el lanzamiento el martes del misil balístico intercontinental (ICBM), supuestamente capaz de alcanzar cualquier punto del territorio continental de Estados Unidos, el gobierno de Trump ha abogado por aumentar las sanciones internacionales a Pyongyang.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, indicó que lo que reclama Washington es que Pekín “restrinja parte de su suministro de petróleo a Corea del Norte, sin cortarlo del todo”.

Tillerson argumentó que “esa fue la herramienta más efectiva la última vez que los norcoreanos se sentaron a negociar” con la comunidad internacional sobre su programa nuclear, algo que no ocurre desde 2008.

Relacionadas: