Comienzan las votaciones presidenciales en Costa Rica |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Internacional

Comienzan las votaciones presidenciales en Costa Rica

Más de 3.3 millones de ciudadanos están convocadas a escoger al presidente y a 57 diputados, en una jornada marcada por la incertidumbre de una decisión judicial sobre el matrimonio igualitario.

Comienzan las votaciones presidenciales en Costa Rica | El Imparcial de Oaxaca

San José

Los costarricenses acuden a las urnas para escoger al presidente que los gobernará los próximos cuatro años, en unos comicios marcados por un impacto religioso provocado por un debate sobre el matrimonio homosexual.

Las urnas abrieron poco después de las 12H00 GMT para recibir a los 3.3 millones de votantes habilitados, y se mantendrán abiertas durante 12 horas.

Los votantes comenzaron a llegar lentamente, sin grandes aglomeraciones en la mayoría de los centros de votación, en una fresca mañana en Costa Rica.

Encuestas de opinión muestran niveles de indefinición nunca antes vistos en la recta final de una elección en Costa Rica, en la que el candidato con más apoyo no pasa del 17 por ciento de intenciones de voto, mientras que más del doble de ese número se declara indeciso.

Una encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) divulgada el 31 de enero señaló que 36.5 por ciento de los electores no saben por cuál de los 13 candidatos votar, más del doble del 17por ciento de apoyo para el líder de la consulta, Fabricio Alvarado, un diputado y predicador evangélico de 43 años postulado a la presidencia por el partido Restauración Nacional.

Le siguen el ex diputado y abogado Antonio Alvarez, de 59 años, del tradicional Partido Liberación Nacional (PLN) con 12.4 por ciento y el ex ministro y periodista Carlos Alvarado (38), del gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC) con 10.6 por ciento.

Si ninguno alcanza al menos 40 por ciento de los votos, habrá una segunda ronda electoral el 1 de abril.

Costa Rica también votará este domingo por los 57 diputados de la Asamblea Legislativa.

Casi 32 mil costarricenses están inscritos para votar en 52 consulados en el exterior.

Fabricio Alvarado se disparó en las encuestas después de aparecer con 3 por ciento en diciembre por su postura contraria al matrimonio homosexual, tras una opinión emitida el 9 de enero por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) a favor de ese tipo de uniones.

Religión, corrupción y crimen

Según el CIEP, la opinión de la corte “provocó un shock religioso en el país, lo cual repercutió en la intención de voto del electorado costarricense”.

El politólogo Felipe Alpízar, director del CIEP, explicó a la AFP que el apoyo al diputado evangélico se explica por la tendencia conservadora de la sociedad costarricense, que en proporción de dos a uno se posiciona contra temas como el matrimonio homosexual, el uso recreativo de la marihuana y el estado laico.

“Puede ser una cosa coyuntural, no necesariamente se va a mantener en el tiempo, pero (esa tendencia) explica buena parte del crecimiento de (Fabricio) Alvarado”, comentó Alpízar.

Antes de la opinión de la CorteIDH, la elección estuvo dominada por el rechazo a la corrupción, provocado por un escándalo con la importación de cemento chino, que reveló una red de tráfico de influencias que alcanzó a los tres poderes del estado.

También la inseguridad motivó la intención de voto de los costarricenses ante un drástico aumento en el número de homicidios, que en 2017 alcanzó 12.1 por cada 100 mil habitantes, el más alto en la historia del país.

Con esos temas en la agenda, el abogado penalista Juan Diego Castro, del minúsculo Partido Integración Nacional, se perfiló hasta diciembre como el favorito de los electores, pero su discurso de mano dura se agotó en la recta final de la contienda.

Para el analista político independiente Jorge Vega, la indecisión del electorado costarricense puede ser señal de madurez de los votantes.

“La indecisión en esta fase de la campaña muestra una madurez mayor del electorado, que prefiere esperar a ver los debates antes de decidirse”, comentó Vega a AFP.

Destacó que la elección ha sido sumamente volátil, con votantes que en un momento apoyan a un candidato y después se inclinan por otro, por lo cual es imposible predecir cómo votarán este domingo los costarricenses.