Pequeños murales
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

El Imparcialito

Pequeños murales

El MUFI seguramente saben que en nuestra bóveda filatélica

Pequeños murales | El Imparcial de Oaxaca

Por: Itamar Martínez

Hola amigos de El Imparcialito es un gusto saludarlos nuevamente, el día de Hoy me encuentro muy entusiasmado pues este día, domingo 8 de diciembre, se cumple un aniversario más del natalicio de Diego Rivera, por eso les contaré un poco acerca de este peculiar personaje y de cómo muchas de sus pinturas han sido el diseño principal de varios timbres postales en México entre otros países.

Si alguna vez han visitado el MUFI seguramente saben que en nuestra bóveda filatélica resguardamos una importantísima colección de cartas escritas por Frida Kahlo, lo que tal vez no sabían es que Diego Rivera estuvo casado con ella y en muchas de sus cartas podemos leer menciones de los murales que Diego realizaba.

Diego nació en Guanajuato en 1886 y desde muy pequeño comenzó a interesarse por el arte. A los 10 años ya acudía a la Academia de San Carlos en la Ciudad de México y pronto, en 1907, gracias a un apoyo económico otorgado por el Secretario de Educación Justo Sierra, Diego comenzó un viaje de varios años por Europa en donde estudió las técnicas de los pintores clásicos pero también tuvo contacto con las corrientes de vanguardia, en especial con el postimpresionismo del que retomó el uso de colores llenos de vida, característica que marcaría su trabajo para siempre.

Fue en 1921 que Rivera regresó a México e inmediatamente se involucró en el renacimiento de la pintura mural, impulsado por el recién nombrado Secretario de Educación José Vasconcelos y financiado por el gobierno de México. A partir de ese momento Diego comenzó a enfocarse en el muralismo en el que mezclaba imágenes propias de la época prehispánica, elementos de la Revolución y una constate muestra de la lucha de clases sociales sin dejar de lado el uso de una paleta cromática vibrante. A lo largo de su vida Diego realizó un gran número de murales tanto en nuestro país como en el extranjero.

Como no podía ser de otra manera hoy en día podemos apreciar buena parte de su obra a través de nuestros queridos timbres postales. En 1975 México emitió un timbre conmemorativo del “Centenario del natalicio del General Juan Aldama”, el cual fue ilustrado con un fragmento de uno de sus murales, en 1979 se hizo lo propio con la imagen de Emiliano Zapata. Para 1986, en la serie “Arte Pictórico”, se emitieron 3 timbres con las piezas “Paisaje zapatista”, “Desnudo con alcatraces” y “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, esta última muy famosa debido a que en ella se le nombra por primera vez “La Catrina”, al personaje creado por José Guadalupe Posada tan recurrente en las fechas próximas a “Día de Muertos”, en México.

Ahora que ya conoces un poco más acerca de Diego Rivera te invito a que visites el MUFI y descubras las historias tan interesantes que los timbres postales esconden.

¡Hasta la próxima!