Estas son las señales de que tu relación tiene que terminar |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Pareja

Estas son las señales de que tu relación tiene que terminar

No es fácil soltar, al ser humano le cuesta dejar ir en lo que ha invertido, incluso cuando ya no hay amor

Estas son las señales de que tu relación tiene que terminar | El Imparcial de Oaxaca

A veces el adiós en la pareja es latente, en el fondo sabes que las cosas ya no tienen solución. Sin embargo, no es fácil soltar, al ser humano le cuesta dejar ir en lo que ha invertido, incluso cuando ya no hay amor. Pero, ¿cómo saber si es tiempo de dejar de luchar por tu relación? Hay señales que te gritan que es tóxico continuar.

La costumbre es tan mala como la soledad, es llevar una relación en la que solo se ven para guardar las apariencias, pero hace tiempo que dejaron de quererse, de apoyarse y de encontrarse bajo las sábanas. Esto es señal de que es tiempo de dejar de luchar por tu relación:

  • Estás dando de más

Una relación es de dos, no importa la cantidad de amor que tengas para darle a esa persona o las ganas que pongas para que funcione la relación. Si eres la única que está remando para llegar al otro lado, no funcionará.

  • ¿Por qué sigues ahí?

Es momento de que te hagas esta pregunta, ¿por qué sigues ahí? Si ni siquiera puedes contestar la razón por la que estás con esa persona.. ¿Qué esperas?

  • El tiempo no fue en vano

Es claro, que la relación va por etapas, se pasa por una transición, desde el enamoramiento hasta el amor verdadero. Llegar a esta madurez cuesta, pero no todas las parejas lo logran, si ya llegaste al punto de que tu pareja te enfada y la pasas mejor sin él. ¿Por qué te aferras?

  • Se han faltado al respeto

Se sabe que una relación no es sinónimo de miel sobre hojuelas, los problemas son frecuentes, pero de ahí a pasar a los golpes, insultos o críticas constantes, lo único que se está formando es una bomba, que tarde o temprano va a estallar.

  • Peleas cíclicas

No hay nada más monótono y desesperante, que caer en las mismas peleas de siempre. Son problemas que no se superan, que hacen como que todo está bien, pero en cualquier momento los sacan de nuevo para herirse el uno al otro.

  • Los demás lo saben

Cuando uno se aferra a una relación tóxica, ignoramos a los que están a nuestro alrededor. Esas personas son las que se dan cuenta que hace tiempo ya no eres feliz y que tú eres la única que se cree su historia montada, pero tus ojos y sonrisa falsa lo gritan.

  • Exceso de drama

Una vez que el drama se apodera de la relación ya no hay marcha atrás, es como si les faltara para sentirse bien en el día a día. Llega la noche y se sienten agotados, incómodos y hasta miserables de estar en un sitio en donde no son felices.