Tarta de nueces y queso | Nutrición
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Estilo

Tarta de nueces y queso

¿Eres de los que les gusta el dulce pero siempre que no sea demasiado empalagoso?

Tarta de nueces y queso | El Imparcial de Oaxaca

Entonces vamos a presentarte una receta que resulta perfecta para ti. Se trata de una tarta de nueces y queso exquisita, rica en omega 3 y con un toque súper cremoso gracias al queso. Si quieres que te salga de 10, sigue los consejos que te damos

¿Te ha gustado este postre? Pues prueba también a cocinar en casa el pie de calabaza con queso crema, una riquísima variante del típico pie de calabaza estadounidense que hará las delicias de toda la familia.

¡No cuentes a nadie en casa lo que vas a preparar! Sorpréndeles directamente con esta deliciosa tarta de nueces y queso.

 

Ingredientes

  • 8 nueces
  • 1 tarrina de queso Philadelphia
  • 3 yogures griegos
  • 3 huevos
  • 10 cucharadas de azúcar
  • 3 cucharadas de maizena

Preparación de la tarta de nueces y queso

  1. Pon a precalentar el horno a 170ºC para que puedas hornear tu tarta de nueces y queso en cuanto estén listos los ingredientes.
  2. Mientras tanto, vamos a por la mezcla. Empieza batiendo los huevos junto con la maizena, el azúcar, la harina, los yogures y el queso Philadelphia. Ayúdate de la batidora eléctrica batiendo hasta conseguir una crema que no tenga grumos.
  3. Pica ahora las nueces y añádelas a la crema. Vuelve a batir. Una vez que tengas lista la crema, viértela en un molde antiadherente.
  4. A continuación, baja la temperatura del horno a 160ºC e introduce el molde dentro para que se hornee la mezcla durante 40 minutos. Cuando pase el tiempo indicado, ve comprobando si ya está hecha la tarta pinchándola con un palillo. Si sale limpio, es que ya está en su punto.
  5. Apaga el horno, aparta con cuidado tu tarta y deja que repose varias horas. Si es posible, déjala de un día para otro, ya que además de coger una buena consistencia, sabrá mucho mejor todavía. Ya tan solo te queda probar tu tarta de nueces y queso para comprobar por ti mismo lo riquísima que te ha quedado. ¡Muy buen provecho!