Salsa de calabaza asada | Nutrición
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Estilo

Salsa de calabaza asada

Esta salsa de calabaza asada es ideal para acompañar pastas largas como el espagueti o el vermicelli.

Salsa de calabaza asada | El Imparcial de Oaxaca

La calabaza es quizá uno de los ingredientes más versátiles que podemos tener en la cocina pues con ella podemos preparar sopas, cremas, purés, tortas y hasta una exquisita salsa de calabaza asada como la que te enseñaremos.

Si te interesan otras formas de cocinar la calabaza, te sugerimos que le des un vistazo a nuestras recetas de calabaza frita con cebolla o de pie de calabaza sin hornear, dos opciones riquísimas de comer esta verdura. No te lo pienses más, ¡apuesta por esta salsa de calabaza asada que gustará a grandes y chicos!

 

Ingredientes

  • 500 gr. de calabaza
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 pizca de canela
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 100 gr. de queso parmesano

Preparación de la salsa de calabaza asada

  1. Antes de empezar a preparar tu salsa de calabaza asada, precalienta el horno a 200°C para que tenga la temperatura ideal al momento de hornear la calabaza. Ahora sí, ¡empezamos!
  2. Lava la calabaza, deshecha las semillas y retira la piel. Luego córtala en trozos medianos. Pela, lava y corta la cebolla en cuadros medianos también.
  3. En una fuente para hornear, incorpora los trozos de cebolla y de calabaza y esparce por encima el orégano, la sal, la pimienta y un poco de aceite de oliva.
  4. Mete la bandeja en el horno y deja cocer la verdura durante 45 minutos o hasta que notes que está totalmente tierna. Mientras la calabaza y la cebolla se hornean puedes ir hirviendo la pasta.
  5. Si ya ha pasado el tiempo, saca la verdura del horno, agrega un vaso de agua a la bandeja y tritúralo todo. Rectifica el gusto de sal y orégano y añade abundante queso parmesano. Mézclalo todo y ya tienes tu salsa de calabaza asada lista, ¡a comer!