¿Te encanta la comida chatarra? Cuidado, está ligada a un mayor riesgo de varios cánceres
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Nutrición

¿Te encanta la comida chatarra? Cuidado, está ligada a un mayor riesgo de varios cánceres

Investigadores de la Universidad Sorbonne París Cité usaron un nuevo sistema para vincular una dieta de baja calidad nutricional con un mayor riesgo de padecer cáncer

¿Te encanta la comida chatarra? Cuidado, está ligada a un mayor riesgo de varios cánceres | El Imparcial de Oaxaca

Probablemente ya sabes que la comida chatarra, aunque deliciosa, es mala para tu salud. Puede tener efectos negativos, como aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca, de enfermedad metabólica e incluso de cáncer. Ahora, los investigadores utilizaron un nuevo sistema de etiquetado nutricional para vincular una dieta de baja calidad nutricional con un mayor riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.

El logotipo de Nutri-Score, el nuevo método de etiquetado, está basado en el sistema de perfiles nutricionales de la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido. El cual se calcula para cada comida o bebida usando una medida de 100 gramos de contenido de energía (calorías), azúcar, ácidos grasos saturados, sodio, fibra y proteínas. Dicho sistema de perfiles se ha usado en Gran Bretaña desde 2007 para regular la publicidad de alimentos a los niños.

Sin embargo, el nuevo sistema de codificación nutricional Nutri-Score, que cuenta con cinco niveles y evalúa la calidad de los alimentos usando el mismo método de los estándares británicos, es único: a diferencia de la técnica en la que se basa, utiliza colores (desde el verde oscuro al naranja opaco) y califica los productos por su calidad nutricional (desde A para la “mayor” hasta E para la “menor”), con el objetivo de que los consumidores puedan saber y entender a primera vista la calidad de lo que están ingiriendo o comprando.

El logo del sistema Nutri-Score utiliza tanto colores como calificaciones para ayudar a los consumidores a “leer” la calidad nutricional de los alimentos etiquetados a primera vista.

Aunque sea así de simple, el sistema Nutri-Score no ha sido adoptado por la Unión Europea ni por ningún otro país, según explicaron Mélanie Deschasaux y Mathilde Touvier, autoras de un nuevo estudio sobre este métodos y miembros del del Equipo de Investigación en Epidemiología Nutricional del Centro de Investigación en Epidemiología y Estadística de la Universidad Sorbonne Paris Cité.

Mayores riesgos de padecer varios tipos de cáncer

El objetivo de la nueva investigación, publicada este martes en la revista PLOS Medicine, fue presentar evidencia científica del valor que tiene el sistema británico de la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido como base subyacente de Nutri-Score, indicaron Deschasaux y Touvier.

Los investigadores analizaron las dietas de 471.495 adultos de 10 países europeos a través del lente de Nutri-Score. Y utilizaron el sistema británico de perfiles nutricionales para calcular un Nutri-Score en la dieta cotidiana –es decir, los alimentos y bebidas que cada participante reportó consumía habitualmente– de cada individuo

Una calificación total que revele una dieta de baja calidad nutricional está asociado a un mayor riesgo de cáncer: las tasas de esta enfermedad entre quienes tuvieron los puntajes más altos de comida chatarra fueron de 81,4 casos por cada 10.000 personas/años (de manera separada, la tasa fue de 115,9 entres los hombres y 66,6 entre las mujeres). Mientras, que la tasa entre aquellos con los menores puntajes de comida chatarra fue de 69,5 casos por cada 10.000 personas/años (89,6 en los hombres y 61,1 en las mujeres). (Las personas/años es una estimación de tiempo para todos los participantes en el estudio, que les permite a los investigadores medir el riesgo de cáncer independientemente de cuánto tiempo alguien permaneció en el estudio debido a la muerte u otros factores).

Los participantes que comieron la mayor cantidad de comida chatarra mostraron un riesgo más alto de cáncer colorrectal, del tracto respiratorio (labios, boca, lengua, nariz, garganta, cuerdas vocales y partes del esófago y la tráquea) y de estómago. De manera separada, los hombres mostraron un mayor riesgo de cáncer de pulmón, mientras que en las mujeres fue de cáncer de hígado y de mama posmenopáusico.

Los efectos “protectores” de una buena dieta

Gerardo G. Mackenzie, profesor asistente en el Departamento de Nutrición de la Universidad de California en Davis, señaló que una de las virtudes del nuevo estudio es la gran cantidad de participantes que incluyó. Encontrar, de nuevo, en un estudio de muchas personas, que comer comida chatarra aumenta el riesgo de cáncer corrobora todas las investigaciones anteriores que así lo destacan.

Mackenzie, quien no participó en la nueva investigación, recomendó que los consumidores sigan todos los lineamientos del Fondo Mundial de Investigación del Cáncer y el Instituto Estadounidense para la Investigación del Cáncer tanto como sea posible. Y una de las recomendaciones es justamente limitar la comida chatarra.

 

 

Relacionadas: