Conoce qué piercings te puedes hacer en la oreja
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Moda

Conoce qué piercings te puedes hacer en la oreja

Podemos hacernos infinidad de piercings en la oreja y cada uno tiene un nombre distinto. ¡Te lo mostramos!

Conoce qué piercings te puedes hacer en la oreja | El Imparcial de Oaxaca

Es muy habitual que, cuando llegamos a la adolescencia, nos dé por hacernos cosas en el cuerpo. Ya sea con o sin conocimientos de los padres, más de una se ha hecho algún que otro recuerdo permanente. Algunas, las más atrevidas, se hacían tatuajes, difíciles de borrar y que seguro que con el tiempo más de una se ha arrepentido de habérselo hecho. Otras preferían ponerse un pendiente en alguna parte del cuerpo, la que fuera.

Podía ser visible en la nariz, la ceja, el labio… Otras se lo hacían en zonas más escondidas como la lengua. Algunas al cumplir años se arrepentían de habérselo hecho y decidían quitárselo, dejando una curiosa cicatriz que recuerda que una vez hubo ahí un pendiente.

Lo bueno es que los piercings no dejan de estar de moda. Te los puedes hacer en cualquier parte del cuerpo y hay tantos como puedas imaginar. Pero seguro que si te haces alguno será en el sitio más común de todos: en la oreja. Lo que quizás no sabes es que cada uno de ellos tiene un nombre. ¿Quieres hacerte un piercing en la oreja y no sabes cuál? ¿Lo tienes pero no sabes cómo se llama? No te preocupes, aquí encontrarás el nombre de los más comunes que puedes hacerte.

Piercing Helix
El piercing helix es más vistoso que el anterior. Cubre el pliegue exterior de la oreja, es decir, desde el tragus hasta el lóbulo y pueden ser de tres tipos distintos, dependiendo de a qué altura de la oreja nos lo hagamos. Si está arriba se llama superior; si está a media altura se llama interior; y si se encuentra en la parte baja, pegando con el lóbulo, se llama bajo. Es uno de los que más se suelen hacer, queda original y nada estrambótico.

Piercing Tragus
El piercing tragus se localiza en el pequeño trozo de cartílago que tenemos “tapando” la entrada del oído y que se llama trago. Lo más común es que el pendiente sea doble y se vea por delante y por detrás. Además, algunos expertos afirman que ayuda a quitar el dolor de cabeza. No sabemos si eso es cierto, pero si lo sufres y quieres probar, mejorarás tu estilo y quizás también tu salud.

Piercing Anti-tragus
Aquí tenemos al piercing opuesto al anterior, el anti tragus. ¿Dónde se pone? Pues justo en el trozo de cartílago que queda enfrente del tragus y que funciona también de “tapa” del oído, pero en la zona inferior. Por norma general, se suele colocar un pendiente de bola, pero si prefieres innovar puedes probar con un pequeño aro.

Piercing Snug
El snug es similar al anterior, pero en vez de la zona baja se coloca un poco más arriba, en el cartílago interno de la oreja. Lo más habitual es que se coloque un pendiente curvo con bolitas en los extremos para dar más visibilidad al accesorio que lleves.

¿Qué piercing elegirías?
Ahora ya sabes la gran variedad de piercings te puedes hacer en la oreja y en qué consiste cada uno de ellos. Si finalmente decides hacerte alguno, recuerda hacerlo en un centro fiable y mantener una buena higiene para evitar infecciones en el agujero. ¡Lucirás genial!