Riesgo eléctrico en casa ¿cómo salvaguardar a la familia? |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Hogar

Riesgo eléctrico en casa ¿cómo salvaguardar a la familia?

Riesgo eléctrico en casa ¿cómo salvaguardar a la familia? | El Imparcial de Oaxaca

Los riesgos eléctricos son eventualidades con potencial de daño suficiente para producir fenómenos de electrocución. En muchas ocasiones se subestima el manejo de la corriente eléctrica en el hogar. Sin embargo, una descarga a través del cuerpo humano, puede provocar desde un calambre y, en casos extremos, la muerte por infarto, asfixia o quemaduras.

Generalmente, minimizamos los riesgos que representan ciertos electrodomésticos por su simplicidad, un descuido que ocasiona graves consecuencias. Por ejemplo, la olla arrocera genera un consumo mínimo de energía, sin embargo, si no mantenemos ciertos cuidados durante su período de vida útil, los fusibles térmicos pueden dispararse y alcanzar una temperatura superior a su capacidad. Esto no solo ocasionaría el fallo del aparato sino una sobrecarga de energía que podría producir un cortocircuito.

Por este motivo, es importante conocer el correcto uso de todo aparato o dispositivo que se especifica en su manual de instrucción. Asimismo, realizar periódicamente una revisión general para comprobar su funcionamiento. Estas pequeñas acciones reducen la probabilidad de sufrir daños físicos o a la propiedad.

Por otra parte, se recomienda mantener los cables lejos del agua o la humedad. Los calentadores eléctricos deben mantenerse alejado de los materiales combustible como las cortinas, la ropa de cama o los papeles. Otra medida que podamos tomar es reemplazar los tomacorrientes de dos puntas por tomacorrientes GFCI de tres puntas. Cabe recalcar que, este trabajo debe ser realizado por un especialista.

Ahora bien, si un dispositivo produce una descarga eléctrica, aunque sea mínima, desenchufa el equipo inmediatamente y pide a un técnico de reparaciones que lo inspeccione.

Otro de los riesgos eléctricos residenciales más comunes también se deben a fallas de arco y las líneas de entrada de servicio, es decir, los cables aéreos que llevan energía eléctrica a la vivienda. Asimismo, cuando los circuitos están sobrecargados, las cajas de fusibles y disyuntores representan severos riesgos.

La Secretaría de Protección Civil de la Ciudad de México, señaló que es preciso examinar que la instalación eléctrica de los hogares se encuentren en buenas condiciones, y en caso haya algún problema, los daños deben ser reparados siempre por un profesional.

“No sobrecargues las conexiones. Desconecta los aparatos eléctricos cuando no los utilices. No uses diablitos. No toques cables o alambres que no estén debidamente aislados. No toques con las manos húmedas aparatos eléctricos que se encuentren conectados a la corriente”, son algunas de las recomendaciones.

En caso de incendios derivados de un cortocircuito, jamás se debe utilizar agua sino extintores de polvo químico seco. Tampoco se debe tocar el objeto que se está quemando.  “No la toques. Solicita ayuda médica; marca al 911. Corta la energía eléctrica si puedes hacerlo sin que represente un riesgo para ti”, sugirió la dependencia.

La electricidad no es perceptible por los sentidos del humano, no tiene olor y solo es detectada cuando en un corto circuito se descompone el aire apareciendo ozono. La gravedad de una descarga en la persona se mide por la cantidad de corriente que fluye por el cuerpo, y el tiempo que está en contacto con la corriente. El cuerpo humano es un piloto muy bueno de la energía debido a su contenido de agua.

Por esta razón, otros pasos que se pueden tomar para mejorar la seguridad eléctrica del hogar son: revisar los cables eléctricos con regularidad para ver si no están dañados. Nunca los repares empalmándolos. Debes evitar el sobrecalentamiento utilizando cables de extensión del tamaño adecuado para la carga que llevarán y utilizando cables cortos.