Tener una mascota cambiaría tu vida y te haría más feliz | Hogar y Familia
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones
Última Hora Especiales Videos

ESTILO

Tener una mascota cambiaría tu vida y te haría más feliz

En diversos países como Suecia, Estados Unidos y Australia se reconocen los beneficios de los animales de compañía en la vida humana

Tener una mascota cambiaría tu vida y te haría más feliz | El Imparcial de Oaxaca

Tener una mascota en casa influye de manera positiva en varios aspectos de los seres humanos como el psicológico, fisiológico, terapéutico y psicosocial, lo cual repercute en una vida más sana, más activa y con menos estrés para su familia.

Los animalitos son un excelente antídoto para la soledad humana, pues promueven la interacción entre personas desconocidas, señala el estudio La influencia de las mascotas en la vida humana, de los médicos veterinarios Leonardo Gómez, Camilo Atehortua y Sonia Orozco, del Grupo de Investigación Centauro de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Antioquia, de Medellín, Colombia.

Estupendos motores para la interacción social

Dicho texto demuestra que “los propietarios de animales tienen una mayor facilidad de socialización, de establecer el vínculo de la confianza en las relaciones interpersonales, tener una mayor participación en eventos comunitarios y apropiación de parques y otras áreas recreativas con su mascota”.

Añade que los vecinos, con frecuencia, se comunican por algún tema relacionado a su mascota, y de esta manera, se crean lazos de confianza, solidaridad y hasta de gratitud entre ellos.

Amigos incondicionales

Por otra parte, este documento destaca que las mascotas también “reducen la sensación de soledad en cada individuo y permiten la interacción de sus propietarios con el medio social que los rodea”.

“En estados de depresión, estrés, duelo y aislamiento social, las mascotas se convierten en un acompañamiento incondicional, aumentando la autoestima y el sentido de responsabilidad, que genera una mejor integración con el entorno”, agregan los especialistas.

La asesoría de un veterinario

Los autores también hacen hincapié en que, antes de adquirir cualquier mascota, se debe recurrir a la ayuda de  un veterinario, pues se trata de un profesional que aconsejará a los futuros dueños en varias cuestiones, como el área clínica y la sanidad animal, además de la nutrición, educación, manejo y otros cuidados para su próximo compañerito.

“Se debe orientar a los futuros propietarios en la adquisición de mascotas, analizando múltiples aspectos para garantizar la obtención  más apropiada, siendo ésta una relación que debe perdurar tanto como la vida misma del animal”.

“Así entonces, el médico veterinario deberá asesorar el tipo de mascota y raza apropiada para cada familia, de acuerdo con  las características específicas de ésta: tipo de vivienda, capacidad económica para cubrir las necesidades básicas del animal, posibles actividades a las que se someterá (vigilancia, cría y compañía en actividades atléticas, etcétera)”, puntualiza el estudio La influencia de las mascotas en la vida humana.

Por otro lado, se remarca que “los innumerables aspectos positivos de la tenencia de un animal en el hogar sobrepasan los negativos, como serían los daños que ocasionan a los enseres, mordeduras y el tiempo que ellos demandan”; por lo tanto,  quien desea una mascota debe proporcionarle afecto, cubrir sus necesidades y, a cambio, obtendrá momentos de alegría que coadyuvarán a la  salud, tanto física como psicológica.

Otros beneficios de tener un animal de compañía

Por otra parte, el artículo “La compañía del perro y sus beneficios para el ser humano”, publicado por la Universidad de Alabama A&M y la Universidad de Auburn, asegura que una mascota canina puede ser la solución a los abusos de esposos (as) o a personas  acechadas, pues el animal, si se entrena, es capaz de reaccionar en situaciones de  amenaza contra el dueño o su familia inmediata.

El estudio también indica que un perro, previamente entrenado para estos casos, puede ser muy beneficioso en emergencias para aquellas personas que sufren algún tipo de convulsiones, debido a que alertan a sus dueños de una crisis incluso minutos antes de que ésta ocurra. De esta forma, tanto el dueño como el can podrán enfrentar la urgencia y estrecharán aún más la relación entre ambos.