¿Por qué es tan importante comer juntos? | Hogar y Familia
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

ESTILO

¿Por qué es tan importante comer juntos?

No creerás los beneficios que tiene compartir los alimentos en familia.

¿Por qué es tan importante comer juntos? | El Imparcial de Oaxaca

La comensalidad es en pocas palabras , el hecho de comer juntos. Por su raíz etimológica, Co = significa compartir, Mensa= significa mesa. Literalmente, compartir la misma mesa.

El hecho de comer juntos trasciende más allá de lo que comemos. Incluso muchas palabras de nuestro vocabulario de raíz latina, contiene algunos significados que remiten al hecho de compartir los alimentos. Por ejemplo, las palabras compañía, acompañar o compañero, se refieren literalmente a aquellos que comparten el pan. (co = comedere = comer, panis = pan, “comer del mismo pan).

Así, compartir la comida satisface un instinto de supervivencia básico, puesto que desde que existían los cazadores – recolectores, se necesitaba compartir la tarea de la caza para poder compartir el alimento y de esta manera sobrevivir.

Entre las necesidades básicas que tenemos las personas, según Maslow, tenemos: la respiración, la alimentación, el descanso, el sexo y la homeostasis. Sólo la alimentación y el sexo son actividades que no son estrictamente personales. Y dejando de lado filias específicas, sólo la alimentación es la que socialmente podemos realizar en grupo.

 El hecho de compartir la misma mesa ha tenido a lo largo del tiempo, diferentes significados que van más allá de los alimentos. Así tenemos, por ejemplo la última cena de Jesucristo, que es un acto en el que todos comen y beben por última vez con Jesucristo de lo que simbólicamente y para los católicos, significa el cuerpo de Cristo.

Los rituales de muchas culturas, tienen que ver con formas de compartir la comida y la bebida. Por ejemplo, los Mexicas hacían de la bebida del chocolate, un ritual festivo religioso al que sólo accedían los dignatarios y los representantes religiosos.

De esta manera, el comer juntos indica la pertenencia a un grupo. Aquellos que comen juntos son los que por alguna razón son similares, y se delimita una diferencia con aquellos con los que no se come. Esto aplica por ejemplo, a la forma en la que comemos en cierta cultura (comidas nacionales como la mexicana, la italiana, la japonesa), hasta lo que comemos al interior de un grupo (lo que comemos con la familia, con nuestro grupo de amigos, con los colegas, con la pareja, etc.)

Compartir la comida, marca también un instinto primitivo en el sentido en el que aquellos que comen juntos se tienen mutua confianza para compartir lo que comen y no morir envenenados.

¿Por qué es importante la comensalidad?

Beneficios para la salud:

  • Sobre la manera en la que se come en la familia, la manera en la que los niños aprenden hábitos alimentarios en la primera etapa de la vida.
  • La forma en la que se sirven los alimentos, el tipo de alimentos que se ofrecen a un niño, lo que se come y lo que no se come en casa, moldean muchos de los hábitos y preferencias del niño en edades posteriores.
  • Se le llama contexto social de la alimentación, a todas las situaciones alrededor de las tomas alimentarias del niño que influyen en cómo va a comer.
  • Lo que sociólogos llaman “comparación social” es una manera innata que tenemos las personas para conducirnos ante el mundo. “Yo me comparo con el de al lado, para ver si estoy mejor o peor que el otro en una situación”.
  • En el contexto de la alimentación, la comensalidad es un coadyuvante para la comparación social. De esta forma, en etapas tempranas el niño adquiere hábitos (positivos o negativos) dependiendo del referente en la familia con el que hace la comparación social.
  • De esta manera se ha comprobado que tanto en niños como en adultos, la forma en la que la persona con la que compartes la comida influye de manera muy significativa, para determinar qué, cuánto y cómo comes.
  • El compartir la mesa en familia también ayuda a la introducción de nuevos sabores, nuevas presentaciones y maneras de cocinar que de alguna manera, asegurarán la variedad en la dieta del niño.
  • Según estudios sobre la relación de obesidad y sobrepeso infantil, los niños que acostumbran a hacer una comida al día con sus padres, es un factor protector contra la obesidad y sobrepeso