Maneras de desinfectar los trapos de cocina
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Hogar y Familia

Maneras de desinfectar los trapos de cocina

Además de desinfectar los trapos de cocina, es muy importante destinar uno diferente a cada tarea para evitar contaminaciones cruzadas, así como enjuagarlos antes de que se sequen.

Maneras de desinfectar los trapos de cocina | El Imparcial de Oaxaca

Uno de los objetos que más utilizamos en la cocina no es la sartén o el microondas, son nuestros trapos. Estos pueden ser de muchas clases, elaborados con algodón, fibra sintética, microfibra o papel absorbente. Sin importar de qué material están hechos se ensucian de igual modo.

Lavar los trapos de manera eficaz puede ser complicado porque muchas veces vemos que siguen desprendiendo muy mal olor. Si te preocupa además la salud de tu familia por la acumulación de bacterias y microbios, puedes estar tranquilo: hoy aprenderás a limpiar los trapos con nuestros siguientes trucos.

Mejores ideas para limpiar tus trapos de cocina a la perfección
Es necesario saber qué hacer para mal olor de la tubería de la cocina.
El moho, la humedad, los gérmenes, las bacterias y microbios desaparecerán si sigues nuestros consejos para eliminarlos de raíz. Sus efectos son casi inmediatos. ¡Te sorprenderán!

1. Amoniaco
El amoniaco puede servirte de gran ayuda para múltiples tareas del hogar. En este caso, coloca todos los trapos de cocina en un barreño con unas gotas de amoniaco, deja que reposen ahí durante unas horas para que se empapen y suelten la suciedad.

Después, saca los trapos y mételos en la lavadora. Haz un lavado solo con los trapos y no lo mezcles con otra ropa. No uses suavizante.

2. Lavavajillas
Casi todos optamos por lavar los trapos en la lavadora. No obstante, una buena forma de lavarlos es aprovechar las altas temperaturas de nuestro lavavajillas. Conseguirás una limpieza y desinfección total. Lo único que debes tener en cuenta es la forma de cómo colocarlos en su interior.

Intenta buscar la manera para que no enganchen con los raíles y con las espirales o aspas que tiran el agua.

3. Agua hirviendo
El agua hirviendo es muy eficaz para que salga la suciedad y sobre todo la grasa incrustada en los trapos. Es una de las técnicas más utilizadas.

Para ello, pon a calentar agua en una olla y viértela en un barreño que soporte altas temperaturas.
Introduce los trapos junto a un poco de detergente y lejía y deja que se empapen bien durante un par de horas hasta que el agua esté fría.
Aclara con agua y tiende en el exterior o ayúdate de la secadora.

4. Vinagre
El vinagre está muy recomendado para eliminar los malos olores y, además, actúa como un desinfectante natural. Aunque el vinagre puede ser muy agresivo para matar a las bacterias no estropeará las telas.
De igual modo que en el caso anterior, puedes preparar un barreño con agua caliente. Añade los trapos junto a una buena cantidad de vinagre y deja actuar unos horas.
Después aclara con agua y deja secar al aire.

Consejos prácticos para tus trapos de cocina
Además de unas buenas técnicas de limpieza, debemos tener unos buenos procedimientos de uso de esos trapos que utilizamos a diario.

Para ello, deberías tener en cuenta siempre estos consejos siempre que entres a la cocina:

No uses el mismo trapo para todo. La ideal es tener diferentes trapos para diferentes zonas de la cocina: para tablas de cortar pescado, otra para carnes, otra para limpiar las superficies y otra para secarte las manos, por ejemplo.
No te seques directamente las manos una vez que has manipulado alimentos crudos: lávalas antes.
Si limpias las superficies, usa las bayetas siempre que lo necesites pero después enjuágalas con agua. No dejes que se seque sucia. De hacerlo, se acumularán más gérmenes.
Seca correctamente los trapos de cocina y no los hagas una bolita. Es mejor estirarlos o tenderlos.
Tienes que conseguir que a la hora de lavar los trapos el agua que utilices esté por encima de los 60 ºC para que esa limpieza sea eficaz.
Aprovecha la luz del sol. El sol puede ayudarte a eliminar las manchas más resistentes y persistentes. Tiende a la luz del sol cuando esta sea directa. Las manchas de frutas o verduras se irán por arte de magia.
Diferencia entre limpiar y desinfectar
Cuando hablamos de limpieza no es lo mismo decir “limpiar” que “desinfectar”. Te contamos las diferencias:

La limpieza requiere el uso de agua y jabón para eliminar la suciedad y algunos gérmenes, pero no se eliminan todos los que se encuentran en la superficie o producto.
Para desinfectar se necesita de soluciones más fuertes que eliminen casi en la totalidad todos los microbios, bacterias y gérmenes presentes.
Generalmente con la limpieza diaria podríamos tener una cocina limpia y apta para cocinar nuestros alimentos. Sin embargo, es conveniente desinfectar con productos más agresivos y fuertes las superficies, trapos y tablas de cortar para que no enfermemos por culpa de los gérmenes.

Como has podido comprobar, existen muchas técnicas para limpiar los trapos de cocina, así que no dudes en ponerlas en práctica. ¿Conocías ya alguna?