La adopción, una posibilidad para vivir la paternidad |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Hogar y Familia

La adopción, una posibilidad para vivir la paternidad

La adopción es una alternativa para las parejas que no pueden ser padres naturalmente.

La adopción, una posibilidad para vivir la paternidad | El Imparcial de Oaxaca

Tener un hijo va mucho más allá de los lazos sanguíneos. De hecho, se trata de la posibilidad de crear vínculos afectivos con seres que quizás no tengan tu ADN. Si la fertilidad no está de tu lado, o si te consideras capaz de dar amor por encima de cualquier cosa, la adopción es el vehículo para aceptar a un nuevo miembro en la familia.

La adopción se plantea como una opción para quienes desean formar un hogar. Se trata de un trámite que varía de país a país y depende de diversos requisitos. No obstante, la esencia de la adopción es ofrecer a un niño, independientemente de su edad, la posibilidad de tener un núcleo familiar armónico.

En muchos países del mundo, adoptar ha contribuido a la conformación de familias sólidas. Los niños crecen en entornos seguros y protegidos, mientras que los padres son felices y ven cristalizadas sus metas de tener retoños. Así, la adopción es una práctica que ayuda a cambiar vidas.

¿Por qué recibir a un nuevo miembro en la familia?

Existen muchos motivos para recurrir a la adopción como método de maternidad o paternidad. Es importante que estés seguro de la decisión y que puedas proporcionarle un hogar estable y una buena educación a tu futuro hijo. Evalúa cada una de tus condiciones y las de tu entorno, y estudia muy bien cualquiera de las razones para adoptar que tengas.

Cumplir el sueño de ser padres

Ser padres es una idea que llena de ilusión y crea expectativas en la mayoría, tanto en hombres como en mujeres. De hecho, la reproducción se considera como la misión natural por excelencia de los seres vivos, especialmente de los humanos. Sin embargo, muchas parejas se ven imposibilitadas para procrear.

En algunos casos, ciertos matrimonios agotan sus recursos económicos en la búsqueda de un hijo, además de que dedican gran tiempo y esfuerzo a una meta que la naturaleza se encarga de obstaculizarle por diversas causas. Si este es tu caso, ¡no te sientas mal! La adopción puede ser una opción para que cumplas el sueño de ser madre o padre.

Darle una segunda oportunidad a un niño

Recibir a un nuevo miembro en la familia no solo es ventajoso para ti, sino que también es beneficioso para ese niño que por distintas razones no tiene un hogar. Le estarás dando una segunda oportunidad a un ser que probablemente se sienta desprotegido. Sencillamente, cambiarás su vida para mejor y estarás desafiando a tu propia fertilidad.

Debes tener en consideración que muchos de los niños que se dan en adopción tienen una historia trágica con sus progenitores biológicos.Algunos quizás fueron abandonados. Otros, seguramente son huérfanos. Todos con una necesidad, consciente o no, de afecto, de cariño y de atención que a ti seguramente te sobra.

¿Cómo prepararse para tener a un hijo adoptado?

Tener un hijo adoptado no es una labor fácil. No obstante, tampoco se trata de una tarea que te generará dolores de cabeza. Solo hace falta un poco de voluntad de tu parte como futuro padre adoptivo y el de todo tu grupo familiar para ser exitoso. Recibir un nuevo miembro en la familia es algo mucho más llevadero si todos ponen un grano de arena.

Asimismo, convertirse en madre o padre adoptivo es algo que provoca muchas dudas e inquietudes, por lo que es sumamente importante que te informes y prestes atención a la educación de tu hijo. También sucede que algunas familias llegan a sentir temor por la llegada de un nuevo integrante, pero no hay de qué asustarse.

Estas son algunas claves que te ayudarán a prepararte para tener un hijo adoptivo:

Darle amor cada día

El amor es un ingrediente fundamental en todas las familias. Con amor, la crianza de tu hijo, sea adoptivo o biológico, será mucho más satisfactoria. No debes olvidar que los hijos adoptivos probablemente sientan una carencia amorosa debido a la ausencia de los padres biológicos. Por ello, es crucial que le des amor a tu hijo cada día, puesto que será un nuevo miembro en la familia.

A pesar de que no lo exprese ni lo manifieste, un hijo adoptivo valorará todas las muestras de amor que tengas hacia él.  Procura consentirlo sin malcriarlo, decirle que lo amas y que cuenta contigo en todo momento. Igualmente, debes mostrar interés por sus cosas y por todo lo que tu hijo realice. Es necesario darle atención.

La compresión es clave

Los hijos adoptivos, por lo general, viven procesos distintos a los de los hijos biológicos dentro del hogar. Pueden sentirse incomprendidos o desencajados dentro del grupo familiar.

También pueden tener comportamientos que no se ajusten a lo que concibes como padre. Pero ¡calma! Todo eso es normal, ya que los niños adoptados suelen tardar en adaptarse al entorno de la familia. Como madre o padre adoptivo debes considerar que la comprensión es clave en la crianza de tu hijo. Eso evitará que se convierta en un niño difícil.

Eso sí, si tú niño toma alguna conducta desobediente, hostil o agresiva, ten paciencia y busca la manera de hablar con él. Es importante que él sienta que lo entiendes porque te será más fácil educarlo y ganarte su confianza.

Hablar con la verdad

Nada es más recomendable que ir con la verdad por delante con tu hijo.Por eso, es inevitable que, llegado el momento indicado, le comentes sobre su origen real. De esta forma, tu hijo sentirá que lo respetas y que vive en un hogar transparente.

Una vez que le digas la verdad será normal que tu hijo sienta curiosidad por saber acerca de su familia biológica. No evadas el tema, ni le mientas. Al contrario, mantén una comunicación sincera en todo momento.

Tratarlo con igualdad

Un nuevo miembro en la familia merece recibir un trato igualitario. Si se tratan de hijos adoptivos que tengan hermanos, sean hijos biológicos de los padres o adoptados, con mayor razón.

Tu hijo no debe sentir bajo ninguna circunstancia que es menos o que hay algún tipo de preferencia con respecto a otro integrante del grupo familiar. Esto es perjudicial porque puede crear trastornos en el niño y hacerlo sentir triste o mal.

Conversar del tema con los miembros de la familia

Todos los familiares deben ser partícipes en una adopción, razón por la que te sugerimos conversar tu idea de tener un hijo adoptado con ellos. Eso evitará problemas con los niños, malentendidos y te ayudará a abonar el terreno para que tu hijo se sienta a gusto en el hogar. La familia deberá mostrar una actitud respetuosa y cariñosa por el nuevo integrante, y asumir que se trata de un miembro más que no es diferente de ellos.

Convertirte en madre o en padre no es ningún impedimento. Al contrario, es una posibilidad que puedes concretar a través de la adopción. Sí tú y tu pareja estáis pensando en la adopción, o ya sois padres de hijos adoptivos, es importante que tengas en cuenta todas estas consideraciones. La idea es que tu niño o niños tengan estabilidad y se sientan verdaderamente parte de tu seno familiar.

 

 

Relacionadas: