¿Se acaba el deseo sexual a los 60 años?
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Hogar y Familia

¿Se acaba el deseo sexual a los 60 años?

Los mitos sexuales con los que debemos de acabar

¿Se acaba el deseo sexual a los 60 años? | El Imparcial de Oaxaca

Llega la tercera edad y empiezan los mitos acerca de la sexualidad. Algunos dicen que no es importante, que en esa etapa de la vida los años son asexuados, ya que los adultos mayores no tienen capacidad para prácticas sexuales por sus limitaciones físicas o simplemente por el paso del tiempo. También se piensa que es raro y anómalo que los mayores se preocupen por la sexualidad.

El sexólogo clínico y miembro de la Asociación Española de Sexualidad y Salud Mental, el doctor Froilán Sánchez, destierra otro mito, el que con la llegada de la menopausia en las mujeres la sexualidad desaparece, mientras que en los hombres al llegar a la tercera edad. “Se cree también que la sexualidad ha de ser productiva”, aunque se pierde el apetito sexual a partir de los 60, “la sexualidad no sólo es coito, también es sensualidad”

Relaciones sexuales a cualquier edad
También hay que rechazar la idea de que la sexualidad se relaciona sólo con fertilidad y gente joven. Además, puede ser aceptable la pareja de un hombre mayor y una chica joven. Pero igual que aceptable tiene que serlo una mujer mayor con un chico de menor edad que ella, señala el especialista a Infosalud.

A su juicio, los mitos se rompen con la ciencia, y ésta dice que mientras una persona preserva su salud, no hay motivos que le lleven a dejar de tener prácticas sexuales, sea la edad que sea.

También dice que los jóvenes piensan que la sexualidad de los mayores es una tontería hasta que se hacen mayores, y se dan cuenta de que es una necedad como en cualquier edad.

Qué implica la sexualidad
Sánchez explica que dentro de la sexualidad se engloba la comunicación, el sentimiento, la sensualidad y el sexo. “Es un conjunto de cosas, es una parte de nuestra propia identidad y personalidad, no sólo se expresa con la genitalidad”, indica.

También limita la sexualidad a las personas mayores el hecho de no tener suficiente autonomía física, igual que para poder conducir, o comunicarse con otras personas, depende de su entorno y de la familia que les rodea. A veces también falta privacidad, viven en residencias de ancianos o con sus hijos y no tienen privacidad, donde poder tener un encuentro íntimo con otra persona.

Problemas físicos en mujeres
A veces con el paso del tiempo hay limitaciones, que en ocasiones son salvables, aunque pueden coartar la capacidad de tener un encuentro sexual con otra persona.

A partir de cierta edad, las mujeres aparte de la artrosis pueden tener problemas de tener penetraciones por problemas de lubricación

Problemas físicos en hombres
También los hombres tienen una respuesta sexual más retrasada, más lenta, necesitan más estímulo sexual para tener una erección. En cambio, como el orgasmo tarda más en aparecer la penetración puede ser más satisfactoria si además hay lubricación previa. Siendo más satisfactoria la relación sexual porque se prolonga.

Enfermedades que afectan a ambos sexos
Entre los problemas, el especialista apunta a la diabetes, impotencia, artritis o la sequedad vaginal en las mujeres tras la menopausia. En este sentido, subraya que el “viagra” ha jugado un papel “muy importante”, aunque hay que tener en cuenta sus posibles contraindicaciones médicas. “No lo puede tomar una persona que toma parches de nitrito en el corazón, o medicación para evitar una angina de pecho”, precisa, subrayando que no crean adicción y que siempre se deben tomar bajo prescripción médica.