Conoce qué debes de decir a quien ha sufrido la muerte de un ser querido |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Familia

Conoce qué debes de decir a quien ha sufrido la muerte de un ser querido

¿Es válido decir “lo siento” cuando no fue nuestra culpa? O ¿qué hay de “todo va a estar bien”? Cuando decimos “mi más sentido pésame” suena demasiado formal. Entonces ¿qué debemos decir?

Conoce qué debes de decir a quien ha sufrido la muerte de un ser querido | El Imparcial de Oaxaca

La muerte es algo seguro, tarde o temprano nos llega a todos, pero en la mayoría de los casos es imprevista y entonces aparece esa interrogante en nuestra mente, qué decir a quien ha sufrido la pérdida de un ser querido. Sí, podemos decir que lo sentimos, que damos el pésame, pero ¿qué conlleva? ¿realmente estamos ayudando a la persona en duelo?

David F. Feldman, psicólogo experto, reveló que la gran mayoría de los seres humanos no estamos preparados para saber qué decir cuando un ser querido atraviesa por un duelo. Esto lo confirmó un sondeo de la Asociación de Ayuda para Salud en Casa y Asistentes de Enfermería Certificados.

¿Es válido decir “lo siento” cuando no fue nuestra culpa? O ¿qué hay de “todo va a estar bien”? La verdad es que de alguna forma, eso podría no ser cierto. Cuando decimos “mis sinceras condolencias” o “mi más sentido pésame” simplemente suena demasiado formal. Entonces ¿qué debemos decir?

Charles Garfield, fundador de una asociación que apoya a personas en etapa terminal de diversas enfermedades, reveló que esa pregunta estaba mal elaborada, pues no había algo correcto que pudiera decirse, no era una especie de texto programado que podíamos usar en caso de necesitarlo.

En la experiencia de Garfield, lo mejor que podemos hacer es escuchar, mostrarnos disponibles para que la persona hable sobre el ser fallecido, que cuente sus historias. El problema aquí es que no somos terapeutas certificados y escuchar puede inquietarnos, incluso apresurarnos a decir algo para tratar de arreglar las cosas.

Cuando se trata de la muerte no lo podemos arreglar, así que Garfield sugiere cuatro pasos que pueden ayudarnos a mejorar esta habilidad de escuchar a la persona en duelo :

PASO 1 – RESPETA EL LÍMITE
Todos tenemos un mundo en la cabeza, por lo que detenerlo cuando debemos de poner atención y escuchar a alguien más es muy difícil. Debemos entender que no se trata de hacer, resolver o arreglar, simplemente escuchar.

La recomendación es que te relajes y te tomes un minuto para darle paz a tu mente, recordar por qué estás con esa persona. Si bien,. No podemos hacer que la situación cambie, sí podemos mostrar amor y apoyo para saber qué se necesita y hacerlo.

PASO 2 – ACÉRCATE Y MANTÉN CONTACTO
No tengas miedo de iniciar la conversación. Puedes empezar simplemente con un “aquí estoy para ti” y guiarte con las respuestas de la persona. Quizá quieran hablar de algo más y distraerse, hablar de lo que sienten, contar historias de la persona que se ha ido…sigue la pauta que te dé.

PASO 3 – REGRESA AL PUNTO DEL CUAL TE DESVIASTE
Escuchar es parecido a meditar, debemos estar enfocados y respirar profundamente para mantenernos tranquilos, cuando nos desviamos hay que recobrar el camino. No pongas atención al miedo que puedes sentir, simplemente re-enfócate en la persona con quien estás.

PASO 4 – NO TE HUNDAS A SU LADO
Apoyar a alguien que está sufriendo requiere valor. Lo más humano y normal es huir de lo que nos incomoda, pero cuando se trata de alguien que nos importa, lo ponemos en primer lugar.

Aún así, no debemos involucrarnos mucho en sus sentimientos, sí, estamos para apoyar pero no para bajar a su nivel, pues su dolor no es el nuestro. Serás de más ayuda cuando te mantengas firme en lo que sientes y solo escuches al otro.

Hacer todo esto no es fácil, pero es una de las cosas más importantes que podemos hacer para ayudar a nuestros seres queridos.