Prueba estos dos ejercicios para reducir la pancita |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Prueba estos dos ejercicios para reducir la pancita

Puede parecerte raro que para quemar grasa del vientre, dos ejercicios sean lo único que necesitas, pero si lo piensas bien, correr también es sólo 1 ejercicio y logra ese mismo cometido.

Prueba estos dos ejercicios para reducir la pancita | El Imparcial de Oaxaca

Puede parecerte raro que para quemar grasa del vientre, dos ejercicios sean lo único que necesitas, pero si lo piensas bien, correr también es sólo 1 ejercicio y logra ese mismo cometido.

De esa misma forma piensa Alwyn Cosgrove, uno de los entrenadores más reconocidos del mundo, y los dos ejercicios que recomienda son el swing de kettlebell y las sentadillas con estiramiento o empuje.

La rutina consiste en 15 repeticiones del swing de kettlebell (también puedes usar una pesa para esto), seguidas inmediatamente por 15 repeticiones de las sentadillas con estiramiento o empuje.

Luego, sin descansar, tienes que hacer otras 14 repeticiones del swing de kettlebell y otras 14 repeticiones de la sentadilla con empuje. Continúa este patrón disminuyendo repeticiones hasta que llegues a una sola repetición de cada ejercicio. Esto se llama entrenamiento de cuenta regresiva.

Si completas toda la rutina, desde 15 hasta 1, harás 120 repeticiones de cada ejercicio. Eso en total son 240 repeticiones. Y estos no son solo ejercicios: son movimientos que desafían todo tu cuerpo.

Para hacer el swing de kettlebell, dobla tu cuerpo a la mitad, en la cadera, hacia adelante, mientras sostienes una pesa rusa (o dumbbbell) con ambas manos a la distancia de un brazo frente a ti.

Ahora, mécete ligeramente hacia atrás y pasa la pesa rusa entre tus piernas. Luego, aprieta los glúteos, empuja las caderas hacia delante con fuerza y ​​mueve la pesa a la altura del hombro.

Permite que el impulso sea el que oscile el peso: no estás tratando de levantarlo activamente con los brazos. Asegúrate de no redondear la zona lumbar en ningún momento; debes permanecer arqueada de forma natural cuando te dobles a la altura de las caderas. Continúa balanceándote hacia adelante y hacia atrás. Así:

 

 

Para hacer la sentadilla con empuje, párate con los pies ligeramente más abiertos que el ancho de los hombros.

Doblando tus caderas y rodillas, pónte en cuclillas y baja tu cuerpo hasta que puedas colocar las manos en el suelo, es decir, como una sentadilla hasta el piso.

Empuja o estira las piernas hacia atrás, en una posición de flexión, y luego invierte inmediatamente el movimiento, es decir, regresa las piernas, y levántate rápidamente de la posición en cuclillas. Esa es una repetición.

 

Aunque esto no es un entrenamiento completo, sí es una gran rutina que puedes hacer casi en cualquier lugar y en cualquier momento. Además, puede ser un sustituto ideal de pasar 15 minutos en la caminadora. ¡Pruébalo!