Voluntario, el ánimo de servir al mundo | Columna
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Estilo

Voluntario, el ánimo de servir al mundo

El 80 por ciento de los voluntarios en el mundo proceden de países desarrollados, aquellos en los que la salud, la alimentación, la educación, el bienestar, están garantizados

Voluntario, el ánimo de servir al mundo | El Imparcial de Oaxaca
USAR rescue team searches a collapsed building after an earthquake in Mexico City, Mexico September 27, 2017. REUTERS/Henry Romero

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

¿Harías un trabajo sin que te pagaran? ¿Qué actividad podrías hacer solo por el gusto de ayudar? ¿Alguna vez has hecho algo por ayudar a alguien que no conoces? Ayer se celebró el Día Mundial del Voluntariado, el espacio en el calendario en el que Naciones Unidas celebra a quienes ofrecen su trabajo y conocimientos para apoyar a una comunidad o un sector de la población en desventaja.

Las labores son millones, desde leer un libro a un grupo de niños en un albergue hasta servir comida a personas sin hogar, prestar servicios médicos a poblaciones afectadas por la guerra, asesorar a comunidades en proyectos de desarrollo ecológico, enseñar a escribir a personas que no han ido a la escuela. Se trata de servir, el que no vive para servir, escribió la madre Teresa de Calcuta, “no sirve para vivir”.

León Tolstoi, escritor ruso autor de obras infinitas como Guerra y paz y Anna Karenina, puso el acento en el propósito del voluntariado: “Ahora entiendo que mi bienestar sólo es posible si reconozco mi unidad con todos los pueblos del mundo sin excepción”. El voluntario no tiene patria y su deseo principal es la igualdad. El 80 por ciento de los voluntarios en el mundo proceden de países desarrollados, aquellos en los que la salud, la alimentación, la educación, el bienestar, están garantizados, esos países en donde nada sobra, sino las personas con recursos que pueden ayudar y buscan que paso a paso el mundo sea un mejor lugar.

“Se preocupaban por nosotros, nos cuidaban como se cuida a la familia”, relató un migrante de Afganistán que quedó atrapado en Belgrado, Serbia, en su intento de refugiarse en un país rico europeo como Austria o Alemania. El hombre se refiere a la ayuda que recibió de los voluntarios que lo apoyaban cuando junto a mil personas más se escondió en casas abandonadas sin cobijo, sin comida, con temperaturas que llegaron a los 20 grados bajo cero. El relato es reciente, ocurrió en octubre pasado, se ha repetido todo este año, afectó a 7,500 migrantes en Serbia, a más de 70 mil en Italia. La única ayuda que obtuvieron fue la de los voluntarios. Los casos donde la ayuda desinteresada es indispensable son miles cada día, cientos en nuestro país.

Hay un fenómeno interesante. Hay quien dice que poco hace alguien que se expresa a favor de una causa en Facebook, en Twitter o en internet, pero la ONU ha cambiado eso. A través del voluntariado en línea ha permitido a organizaciones que buscan la paz y el desarrollo solicitar a través de una plataforma en internet apoyo específico de personas calificadas, desde médicos hasta maestros y rescatistas. Las alternativas son muchas, puedes ayudar traduciendo los subtítulos de un video sobre cambio climático, realizar un curso sobre primeros auxilios para una universidad en Honduras o diseñar la página web para una organización que apoya la educación de los jóvenes en Liberia. Aunque es una experiencia enriquecedora, hoy no necesitas viajar para ser un voluntario, para ayudar a que el mundo sea un poco menos desigual, a dar oportunidades a alguien en desventaja basta una computadora. La página para encontrar las opciones es https://www.onlinevolunteering.org/es ¿Cómo te gustaría ayudar a ti?

Relacionadas: