Cómo conmemorar el Día Mundial de la Ayuda Humanitaria
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Columna

Cómo conmemorar el Día Mundial de la Ayuda Humanitaria

¿Qué puedes hacer para ayudar a las personas que lo necesitan? La respuesta es “¡el trabajo voluntario!”

  • Cómo conmemorar el Día Mundial de la Ayuda Humanitaria
  • Cómo conmemorar el Día Mundial de la Ayuda Humanitaria
  • Cómo conmemorar el Día Mundial de la Ayuda Humanitaria
  • Cómo conmemorar el Día Mundial de la Ayuda Humanitaria

Cada hora y cada minuto hay millones de personas en el mundo que están sufriendo a causa de los conflictos, las guerras y los desastres naturales.
El año pasado México sufrió los embates por los terremotos que afectaron la zona sur del país y muy probablemente leíste o viste en las noticias que las otras naciones enviaban ayuda humanitaria a las zonas de desastre.
¿En qué consiste esta ayuda o para qué sirve?
Bueno, la ayuda humanitaria consiste en brindar la asistencia esencial para superar y sobrevivir en los momentos de crisis, por lo general hay personas en todo el mundo que se ofrecen como voluntarios para ir a ayudar a todas esas personas en el mundo que están sufriendo por la crisis, asociaciones civiles, la Cruz Roja, la ONU y la sociedad en general son las que por lo general brindan ayuda humanitaria.
La ONU, en su caso, trabaja de la mano con otras organizaciones internacionales, grupos de brigadistas, voluntarios y personal que se dedica a atender emergencias en situaciones de desastre.
Actualmente hay distintos conflictos sociales que están latentes en el mundo: los problemas de migración en países africanos y latinoamericanos, los refugiados, la crisis económica de Venezuela y la guerra en Irak y en Siria. Y en cada uno hay millones de civiles inocentes que están sufriendo, niños que en lugar de jugar con balones juegan con armas, mujeres que están siendo avisadas y humilladas, hombres que están siendo obligados a salir de sus lugares de origen, a adherirse al ejército, familias que pasan hambre y muchísimos casos más donde es necesaria y vital la ayuda humanitaria.
Por eso se estipuló que cada 19 de agosto se debe celebrar el Día Internacional de La Ayuda Humanitaria, para reconocer la labor de las personas que voluntariamente arriesgan sus vidas para llevar ayuda humanitaria y para hacer conciencia de todas esas personas que están sufriendo en el mundo a causa de los conflictos y desastres.
La ayuda humanitaria es una tarea que todos podemos hacer
Siempre hay personas que están sufriendo y no necesitamos irnos a otras fronteras para ayudar, pues en nuestro mismo territorio vemos las situaciones de pobreza, de violencia, de desigualdad y de todas las situaciones que atentan contra la dignidad humana.
La crisis es algo que está muy presente y aunque en nuestras manos no está erradicarla podemos contribuir a contrarrestarla, siendo voluntario en las situaciones donde se necesite, ayudando en hospitales, orfanatos, asilos, brindando un plato de comida y un vaso de agua a todo aquel que verdaderamente lo necesite.
Por eso el 19 de agosto y todos los demás días ágamos conciencia y detengámonos a pensar en todas esas personas que están sufriendo en el mundo, para que así valoremos todo lo que nosotros tenemos porque hay muchas personas que desafortunadamente no tienen las mismas oportunidades y necesitan de la ayuda humanitaria.

Conéctate con tu espíritu voluntario

Cuando escuchas la frase “trabajo voluntario”, probablemente piensas en proyectos importantes, como construir viviendas, alimentar a los hambrientos o enseñar a los niños a leer.
Pero puedes demostrar tu espíritu voluntario cualquier día de la semana. ¿Cómo?
 Siendo servicial con tu maestro en la escuela o con un estudiante o una persona quien recibe burlas.
 En tu casa, puedes ofrecerles ayuda a tus padres para entrar las bolsas de las compras, barrer las hojas de un vecino anciano o hacer tu cama antes de que te lo pidan.
 Hasta podrías hacer la cama de tus hermanos mientras haces la tuya, a modo de sorpresa u obsequio. Tal vez, la próxima vez ellos se ofrezcan voluntariamente a hacer tu cama.

 

 

Relacionadas: