Celebra El Imparcial 68 años |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Celebra El Imparcial 68 años

El Consejo de Administración, directivos y trabajadores de “El mejor diario de Oaxaca” convivieron en un ambiente de unidad.

  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
  • Celebra El Imparcial 68 años
Fotos: Adrián Gaytán

Galardonados

Lenin Rosas Pérez

Producción

Larissa Canseco

Digital

Álvaro Cuitláhuac López

Digital

Salvador Jorge

Circulación

Carlos Alberto Hernández

Redacción

Cristina Olivera Martínez

Redacción

Adrián Gaytán

Fotografía

Adriana Yolanda Osorio

Publicidad

La celebración por el 68 aniversario del Mejor Diario de Oaxaca “El Imparcial”, volvió a reunir este sábado al personal y jefes de las distintas áreas, en una grata convivencia donde se confirmó la solidez del equipo y del trabajo diario, en beneficio de la sociedad.

En el Jardín de la Quinta El Tremolín, de San Agustín Yatareni, las hermanas Fernández Pichardo y directivos de esta casa editorial, coincidieron en el empeño y la unidad que se mantiene desde hace 68 años en la gran familia de “El Imparcial”.
Luego de dar gracias a Dios por un año más que cumple esta editorial oaxaqueña, que publicó, por primera vez, el 26 de noviembre de 1951, cuando informó de una “Trágica volcadura de un camión”; se expuso la importancia de continuar por el camino del trabajo en equipo, la rectitud y el compromiso con la sociedad.

Al frente de esta celebración estuvieron las hermanas María Esther, María de los Ángeles y Mina Fernández Pichardo, que señalaron la solidez que distingue a esta casa editorial y el apoyo que reciben diario de los trabajadores de las distintas áreas.

Resaltaron la importancia de redoblar esfuerzos y mantener la unidad en este Diario que encabeza el director general Benjamín Fernández Pichardo, al mismo tiempo de que cada año es objeto de distintas preseas y distinciones que demuestran su responsabilidad con la sociedad, con información veraz y oportuna.

En el encuentro de la familia “El Imparcial”, los trabajadores coincidieron en la enseñanza que les ha brindado esta casa editorial, que además de contar con un ingreso fijo y todas las prestaciones de ley, tienen la oportunidad de crecer de manera profesional por las constantes capacitaciones y talleres que les ofrecen.

Los directivos del Mejor Diario de Oaxaca pidieron por la bendición de quienes conforman esta empresa oaxaqueña, que nació para señalar la injusticia y dar voz a los más necesitados.

Ante decenas de trabajadores, algunos de recién ingreso y otros más con décadas de servicio, la familia de El Imparcial degustó de un desayuno con centros de mesa de la florería “Nátura”, al mismo tiempo de convivir con personal de áreas de distintos turnos.

Destacan compromiso social

Luego de degustar de varios platillos, mujeres y hombres que hacen posible el trabajo diario de esta casa editorial, recordaron por medio de un video la misión y visión de esta empresa ubicada en Santa Cruz Xoxocotlán.

Así también, los directivos recordaron parte de la historia del Mejor Diario de Oaxaca, cuyo emblema del Quijote, como identificación editorial del periódico, fue propuesta por el director general Benjamín Fernández Pichardo, ya que representa la libertad de pensamiento y el avanzar todos los días, pese a los obstáculos o dificultades.

En este video que dio gracias al trabajo que realiza el personal, la presidenta del Consejo de Administración, María de los Ángeles Pichardo, así como María Esther y Mina Fernández, integrantes del mismo Consejo, hicieron hincapié en el empeño y la unidad, que sin duda ha generado resultados satisfactorios para la empresa y la ciudadanía.

En este encuentro, donde también asistieron colaboradores, columnistas y personal de otras regiones, se coincidió que esta casa editorial ofrece un ambiente sano de crecimiento profesional y personal, así como distintos valores que se ponen en práctica no solo en las áreas de trabajo, sino también en el seno familiar.

Al hacer uso de la palabra, previo a la entrega de reconocimientos a los trabajadores que destacaron por su entrega y esfuerzo en su trabajo diario, Mina Fernández Pichardo reiteró su agradecimiento al trabajo de todos y todas las trabajadores, desde los voceadores, personal de limpieza, repartidores, editores, reporteros, jefes de información, diseñadores, formadores, entre otros.

“Todo es un engranaje y nos vamos complementando en la vida. El Imparcial cumple 68 años y hemos demostrado que siempre se cuenta con el esfuerzo y el trabajo; hoy es un día de regocijo para todos porque nos mantenemos unidos en esta empresa”, insistió, luego de recordar que cada uno de los trabajadores y trabajadoras son valiosas para la empresa y la sociedad misma.
Como parte de esta celebración, las hermanas Fernández Pichardo, directivos, jefes de área y personal de las áreas de Redacción, Edición, Diseño, Web, Distribución, Publicidad, por mencionar algunos, brindaron un minuto de aplausos en memoria de María del Carmen Fernández Pichardo, a más de un año de su partida.

María del Carmen, quien también fuera integrante del Consejo de Administración, fue una persona estimada, con espíritu de servicio y responsable por varios años de la sección de sociales, además de ser reconocida por su labor por distintos organismos e instituciones públicas.

Realizan entrega de reconocimientos

En esta celebración, como cada año, directivos de El Imparcial encabezaron la entrega de reconocimientos a quienes destacaron este año por su esfuerzo y trabajo diario en varias de las áreas de esta casa editorial, con presencia en otras regiones del Estado.

En el área de producción recibió reconocimiento Lenin Rosas Pérez; en el área digital, la editora web Larissa Canseco, así como el reportero Álvaro Cuitláhuac López, por la cobertura diaria y los enlaces que realiza justo en el momento de los hechos.

En el área de Circulación se destacó el trabajo de Salvador Jorge y en el área de Redacción al reportero Carlos Alberto Hernández, por su labor y compromiso con la empresa y la sociedad desde hace más de una década.

También se reconoció el desempeño de la editora Cristina Olivera Martínez, del fotógrafo Adrián Gaytán y de Adriana Yolanda Osorio, del área de publicidad, quien lleva 46 años de servicio en esta casa editorial de manera ininterrumpida.

Después de la entrega de diplomas, directivos y personal de este diario realizaron el corte del pastel, cortesía de la Pastelería Tartamiel, con el que se continuó con la sana convivencia y se dio por concluida la celebración.

Desde hace 68 años, la Misión de “El Imparcial es “ejercer un periodismo ético, honesto, libre e independiente, cuyo compromiso fundamental sea el de luchar por la verdad, la justicia, el bien, el interés común, la patria, la familia, la democracia, la honestidad y que prevalezca el sentido de la decencia y las buenas costumbres.

Como visión, tiene la imperiosa necesidad de la constante capacitación y actualización de sus recursos humanos para elevar su calidad de vida tanto intelectual como tecnológica y familiar, basándose en la intercomunicación familiar y de equipo de su personal y directivos, dentro de una disciplina amable y de mutuo entendimiento, procurando el acercamiento humano a través de diversas actividades tanto deportivas como sociales.

Entre sus principales valores se encuentra la disciplina, el respeto, la unidad, la puntualidad, el compromiso, la responsabilidad, amabilidad, convivencia, calidad y honestidad. De éste último, implica que siempre se conduzca con la verdad en cada una de las actividades que desempeñe, con acciones transparentes en su servicio.

 

Relacionadas: