Festejan al Santo Patrono San José
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Estilo

Festejan al Santo Patrono San José

Los mayordomos Teresa y José Ángel Velásquez Ibáñez presidieron la festividad

  • Festejan al Santo Patrono San José
  • Festejan al Santo Patrono San José
  • Festejan al Santo Patrono San José
  • Festejan al Santo Patrono San José
  • Festejan al Santo Patrono San José

El Istmo de Tehuantepec es una de las regiones más alegres y orgullosas de sus costumbres y tradiciones, una de ellas son las conocidas velas en honor de los Santos Patrones, en las que las mujeres lucen sus hermosos trajes de terciopelo, seda y encaje, formando un extraordinario mosaico multicolor.

Los días 5,6 y 7 de octubre se llevó a cabo la vela en honor al Santo Patrono San José, realizada por originarios de Reforma de Pineda, radicados en Oaxaca. Los mayordomos en esta ocasión fueron los hermanos Teresa y José Angel Velásquez Ibáñez, quienes prepararon durante un año la fiesta para disfrutar de todos los ritos que se realizan como son: la entrega de la cera, la calenda, el convite de flores, la regada de frutas, el baile de gala y la lavada de olla.

El sábado por la noche, se realizó la coronación de la reina, siendo elegida este año Briseyda Velásquez García, quien estuvo acompañada de su paje el joven Ernesto Karlo Gonzalez Victoria y por su cotejo de honor conformado por las princesas Jocelyn Castillo Ramos y Daniela Noemí Hernández Ruiz junto con sus acompañantes Sergio Gael Espinoza Culebro y Mauricio de Jesús López Escamilla respectivamente, quienes al son de La Llorona, se dirigieron al lugar donde sería coronada Briseyda 1ª por el Dr.Carlos Grau López y su esposa Isela García Martínez, así como también por Araceli García Hernandez.

Mujeres hermosas ataviadas con elegantes trajes y caballeros alegres luciendo blancas guayaberas disfrutaron durante tres alegres días, esta gran fiesta que une año con año a los istmeños y que es una oportunidad para encontrarse y mantener viva la tradición.

 

 

Relacionadas: