Quantcast

Especiales

La alta impunidad cobija a feminicidas

Con un 1.45% de las averiguaciones previas concluidas con sentencia, los feminicidad y una mayoría prácticamente absoluta de los criminales en el estado tiene garantizada la impunidad en Oaxaca
por Yadira Sosa

La apatía, corrupción y retraso en la emisión de sentencias por parte del sistema judicial ha dejado en la indefensión a cientos de familias que se mantienen a la espera de justicia. Tan solo en homicidios, 951 presos no han sido sentenciados.

De las más de 3 mil 900 personas en las cárceles de Oaxaca, de acuerdo con registros de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), al menos 2 mil 41 se mantienen en proceso legal por diferentes delitos.

“Hay pruebas para sentenciar, pero no se hace por la corrupción y la apatía”, coinciden militantes de diferentes organizaciones sociales y feministas de Oaxaca, al advertir que en el caso de los feminicidios, la mayoría de los asesinos siguen sin ser condenados.

En la entidad, los casos de feminicidio no son separados de los homicidios; por tal motivo, las autoridades de justicia desconocen cuántos de los más de 500 asesinos de mujeres del sexenio anterior fueron aprehendidos, cuántos enfrentan un proceso legal y cuántos más han sido sentenciados.

Sin datos de feminicidas en sexenio anterior

María del Rosario Villalobos Rueda, fiscal Especializada para la Atención a Delitos contra la Mujer por Razón de Género, explicó que la administración pasada no dejó datos estadísticos de los procesos que se llevaron a cabo por los más de 500 casos de asesinatos contra mujeres, de los cuales tampoco se conoce cuántos fueron catalogados como feminicidios.

Apenas en esta administración estatal se han contabilizado 12 feminicidios de los 42 homicidios contra mujeres, pero a la fecha no hay sentenciados.

Verónica Roque Ángeles, de Mujeres Unidas en torno al Género (Muger), A.C., lamentó que las autoridades sean cómplices de la corrupción en el sistema judicial y la libertad de la que gozan los feminicidas.

En el caso de aquellos que han sido aprehendidos en años anteriores, la asociación advirtió que los jueces y autoridades han cedido al tráfico de influencias y a los actos de corrupción con los familiares de los victimarios, a fin de que los internos se mantengan en el proceso legal sin sentencia condenatoria.

El presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, calificó la situación de los feminicidios como preocupante, tanto por el número de casos como por la ausencia de justicia contra los asesinos.

La entidad ocupa el tercer lugar de los estados del país con mayor número de casos de feminicidios, porque al menos 100 mujeres son asesinadas al año y no hay detenidos.

Aunque organizaciones feministas aseguran que en lo que va de la presente administración se han contabilizado al menos 42 feminicidios, las autoridades cuentan con otra estadística: solo 12 son feminicidios.

Sin justicia caso Dafne; presunto asesino sin sentencia

El caso de Dafne Carreño, que hace un mes cumplió cuatro años de su asesinato, se mantiene en la impunidad por actos de corrupción y tráfico de influencias.

Zoyla Bengonchea, madre de la joven que murió asesinada a los 21 años de edad el 8 de abril de 2013, lamentó que aún se mantenga el proceso y los jueces que han intervenido no hayan dado sentencia a quien fuera exnovio de la joven, Alejandro Olivera López, que podría alcanzar una pena de al menos 45 años.

Dafne fue atacada a cuchilladas por su exnovio luego de una discusión sostenida en el inmueble que rentaba la joven en la agencia de Santa Rosa; aunque intentó escapar, fue detenido por elementos policiacos que le aseguraron un arma punzocortante con la que cometió el crimen.

Con esa misma arma el joven presuntamente intentó quitarse la vida y se provocó una herida en el cuello, que fue atendida por los paramédicos; después fue enviado a los separos.

En ese mismo año, de acuerdo con Zoyla Bengonchea, se contó con los testimonios de los vecinos que escucharon la discusión de su hija con Alejandro Enrique, quien es sobrino de la excoordinadora de Transporte, Aurora López Acevedo, a quien acusan de intervenir en el proceso legal en beneficio del joven.

La madre de Dafne refirió también que el asesino de su hija cuenta con el apoyo del abogado Miguel Ángel Varela, a quien calificó como un hombre que se ha dedicado a sacar culpables de la cárcel.

El retraso en el proceso del caso de Dafne se debió también al argumento de la defensa de Alejandro Enrique, de quien aseguran actuó en defensa propia por defenderse de los golpes y agresiones de la joven, además de padecer de sus facultades mentales.

Zoyla Bengochea afirmó además que entre otras irregularidades se advirtieron actos de corrupción de la jueza que llevaba el caso, Betzaida Cruz, quien supuestamente recibió una fuerte cantidad monetaria en 2013 para retrasar aún más el proceso y no dar una sentencia al joven.

Al menos tres jueces han sido cambiados en este caso de la familia Bengonchea, tanto por disposición de las autoridades como por la petición de la madre de Dafne, que aseguró darse cuenta de la corrupción que persiste en el sistema judicial.

En la pasada administración estatal, casos como el de Dafne mantienen en la impunidad a los homicidas y feminicidas, que a pesar de continuar en las cárceles de Oaxaca por más de cuatro, cinco y hasta seis años, su proceso no avanza y siguen sin recibir sentencia.

En los 12 feminicidios de los últimos cuatro meses, dos casos ya cuentan con órdenes de aprehensión, uno está en audiencia de debate y otros dos con prisión preventiva. El resto se mantiene en investigación.

La mayoría de las mujeres, víctimas de feminicidio, fueron asesinadas por sus parejas, familiares o conocidos; gran parte fue agredida por estrangulamiento, armas de fuego y punzocortantes.

Oaxaca, con alto puntaje en impunidad

El Índice Global de Impunidad en México (IGI-MEX), elaborado hace dos años por la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), ubicó a la entidad oaxaqueña con alto puntaje de impunidad y una cifra negra del 93.3%, que rebasa el porcentaje nacional de 92.8, en lo que se refiere al sistema carcelario.

El estudio concluye que en la entidad hay mucho personal en la estructura dedicada a la seguridad y la procuración de justicia, pero con pocos resultados por el número de personas que cuentan con sentencia definida.

Por cada 100 mil habitantes, Oaxaca muestra un 67.5 personas en las procuradurías por cada 100 mil habitantes, ligeramente por debajo de la media nacional de 75.7.

En el caso de agentes de ministerios públicos, se tienen 9.99 por mil delitos registrados, que representa el doble de la media nacional de 5.31. De jueces y magistrados, la cifra es de 4.3 por cada 100 mil, mientras que de policías judiciales es de 12.

Así también, se advirtió que en el sexenio anterior había al menos 42 mil 269 averiguaciones previas iniciadas y carpetas de investigación abiertas, en contraste con los 6 mil 357 procesados y 615 sentenciados registrados en las causas penales en primera instancia.

La situación de Oaxaca en materia de justicia es diferente al estado de Puebla, que muestra un comportamiento cercano a la media nacional, pese a que también tiene rezagos en materia de infraestructura carcelaria, pero se distingue porque los procesos penales se hacen con mayor celeridad que en la mayoría de los estados.

El país vecino, Chiapas, se encuentra con un grado de impunidad media, junto con San Luis Potosí, Distrito Federal, Sonora y Chihuahua. En la cadena de impunidad, el sistema de impartición de justicia tiene un buen desempeño, en comparación con lo observado a nivel nacional.


Datos del Índice Global de Impunidad 2015

42 mil 269 averiguaciones previas iniciadas y carpetas de investigación abiertas

33 mil 541 averiguaciones previas iniciadas y carpetas de investigación abiertas determinadas

4,052 causas penales en primera instancia abiertas

615 sentenciados registrados en las causas penales en primera instancia totales

425 sentenciados registrados en las causas penales en primera instancia condenatoria

1.45% de las averiguaciones previas fueron concluidas con una setencia

1.0% de las averiguaciones previas abiertas recibieron sentencia condenatoria


“En el día de hoy hace un año, mi amiga fue asesinada por su expareja, cuando ella quiso recoger su hija en común. Con quitar a Fer su vida, a nosotros nos quitó a nuestra compañera y amiga, nos quitó la chance de volver a verla y abrazarla, a estar con ella. A su mamá le quitó su hija y el sueño de verla feliz en la vida de la que ella había escogido. A su papá le quitó la posibilidad de reconciliarse con ella. Con matar a mi amiga, mató a la mamá de su hija en común” -Informe Ciudadano. AUSENCIAS. Violencia Feminicida y Feminicidio en Oaxaca