Quantcast

Especiales

Iguana, manjar en Juchitán

Solo en la Cuaresma, todos los días son sacrificadas unas 5 mil iguanas para consumo humano
por Rusvel Rasgado

JUCHITÁN.- Alrededor de 400 iguanas son sacrificadas para consumo humano todos los días en Juchitán durante la Cuaresma, según un estudio del Foro Ecológico Juchiteco, organismo que desde hace ocho años reproduce esta especie en peligro de extinción en cautiverio. Al final de la temporada, los juchitecos habrán consumido unos 5 mil de estos reptiles.

Juan Celis Arlanzón, encargado del iguanario del Foro Ecológico Juchiteco, dijo que el consumo de la iguana en Juchitán, aumenta de manera importante durante la Semana Santa, porque coincide justamente con la época de desove de la especie.

Lo que más demandan los consumidores de la iguana, son los huevos de la misma, "y como la reproducción de las iguanas coincide con la Semana Santa, la demanda crece", indicó Juan Celis.

La iguana representa en el Istmo, principalmente en Juchitán, uno de los platillos más exquisitos y su modalidad más conocida, es en tamal. Para los habitantes de Juchitán, la iguana “es una manjar” y forma parte de la cultura gastronómica ancestral de los zapotecas.

En el mercado público 5 de Septiembre, ubicado en el centro de Juchitán, es común y totalmente normal llegar a comprar un guisado de iguana o el tamal de iguana, aunque también el reptil se expende vivo con un costo de hasta 300 pesos, para que las familias la puedan preparar en su casa.

Celis Arlanzón, quien se encarga de alimentar y cuidar a las iguanas en su reproducción en cautiverio mediante encierros rústicos, los 365 días del año, apuntó que el proyecto de reproducción de iguanas en cautiverio es para crear conciencia en la sociedad, sobre el alto consumo del reptil en esta temporada.

El proyecto nació a razón de ver que en la región, sobre todo en Juchitán, la mayoría de la población consume las iguanas, incluso en tamales, ya que forman parte de la gastronomía antigua de los zapotecas.

A más de 10 años de haber iniciado el proyecto del iguanario en el Foro Ecológico Juchiteco, los ambientalistas lamentan que el consumo de la iguana siga siendo de forma indiscriminada en su época de reproducción.

La especie está en peligro de extinción en los montes del Istmo de Tehuantepec y, actualmente, las que se consumen provienen de otros estados de la República como, Guerrero, Chiapas y Morelos, para expenderse en el mercado público.

El biólogo, Eduardo Martínez Noriega, director del Centro de Educación Ambiental del Foro Ecológico, dijo que desde que nació el proyecto ha tenido mucha aceptación por parte de algunas escuelas y otras instituciones.

El Foro Ecológico Juchiteco dio a conocer que México cuenta con 704 especies de reptiles, de los cuales 337 pertenecen a los saurios, donde se representan a las iguanas y ocupa el cuarto lugar en diversidad biológica en el mundo.

Actualmente existen alrededor de 800 criaderos en todo México, de las diferentes especies. Entre esta variedad se encuentra la iguana. Una de las zonas más propicias para el criadero de iguanas en cautiverio es en el estado de Oaxaca.

La iguana "verde" tiene su nombre taxonómico que es "iguana iguana" y la negra se conoce como "Tenosaura Pectinata". Estas dos especies son las que se están reproduciendo en cautiverio en el Foro Ecológico.

Existen además, algunas subespecies de iguanas en el Istmo, pero no son muy fáciles de encontrar.

"La idea del proyecto no es que se deje de consumir la iguana, sino que se consuma de forma moderada y respetar que se reproduzca, de lo contrario, se pueden acabar", señaló Eduardo Martínez.

Sin embargo, en la Semana Santa, todos los juchitecos que llegan a visitar sus familiares por las vacaciones, "lo primero que piden es comer la iguana, ya sea en guisado o en tamal, pero eso sí, no debe faltar el huevito", expresó Juan Celis.

"Por eso dentro del objetivo está de que haya una veda para las fechas del ciclo reproductivo que es en marzo y abril que no se consuma en esa época porque es cuando se reproducen", expuso el encargado del iguanario.

En los 10 años que lleva el proyecto, han nacido en cautiverio unas 4 mil iguanas en cautiverio, de las cuales se han liberado unas mil 500 crías para repoblar los montes del Istmo.

Para este año, han comenzado a desovar los pies de crías que se encuentran en el iguanario del Foro Ecológico Juchiteco y se espera que eclosionen en el mes de junio unas 300 crías de iguanas.