Quantcast

Especiales

El estigma ser negro en México

La Constitución los margina, la CDI los rechaza, Oaxaca los incluyó en su constitución pero el reconocimiento quedó en papel; la población negra de más de 300 comunidades lucha por tener identidad
por Diana Manzo

AFROMEXICANOS, PUEBLO SIN RECONOCIMIENTO

Santiago Jamiltepec, Oax.- La costa chica de Oaxaca agrupa a comunidades afromexicanas en su territorio, su población llegó a México como esclavos, y hoy son mexicanos, tienen acta de nacimiento y credencial de elector, sin embargo en la Carta Magna no se reconocen como "pueblo negro en México", no gozan de políticas públicas y viven borrados del mapa, por lo que hoy piden ser incluidos en el artículo 2 constitucional.

Frumencio Busto Domínguez es el primer director de la comunidad afro de Santiago Jamiltepec, tiene 29 años y se ha convertido en un embajador de su pueblo, Río Viejo. Su lucha es porque las 70 comunidades de raza negra en Oaxaca gocen de reconocimiento oficial.

A ellos no les molesta que los llamen negros, morenos, prietos o afros, al contrario, están orgullosos de serlo; la discriminación va más allá de la parte social cuando intentan obtener recursos para un proyecto de campo, una vivienda o escuelas; dependencias como la Comisión Nacional para que el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) no los atienden, las ventanillas para la comunidad afro están cerradas.

Además de la CDI, Frumencio también ha sido discriminado por el Instituto Nacional de Migración (INM), que no le cree que sea mexicano. En uno de los tantos viajes que ha hecho a la capital oaxaqueña "he cantado un par de veces el Himno Nacional y a pesar de que les muestro mi credencial de elector no me creen, no sólo a mí me ha pasado, tengo parientes y amigos que incluso los han querido deportar a Honduras o a otro país, porque somos negros".

El pueblo afro de Oaxaca para resistir el racismo en México se ha agrupado con el estado de Guerrero y Veracruz, en donde también habitan afromexicanos, quienes crearon hacedos décadas, en 1997, un organismo defensor de sus derechos llamado México Negro, A.C.

"Anualmente nos reunimos y debatimos sobre nuestras experiencias y coincidimos en que México sigue siendo racista a pesar que ha firmado tratados internacionales como el de Durban, todo ha sido en teoría porque en hechos no estamos reconocidos constitucionalmente, el artículo 2 nos desprotege, y mientras no nos reconozcan las leyes, no habrá políticas públicas para nosotros".

En las comunidades afro de Oaxaca no sólo la discriminación es social sino también en infraestructura, educación y salud, la mayoría sólo tiene educación primaria y secundaria, algunos terminan la preparatoria y son contados los que concluyen su carrera profesional.

En Río Viejo, una de las 13 comunidades afro de Santiago Jamiltepec, de donde es oriundo Frumencio, habitan 300 personas; la mayoría son campesinos, siembran maíz para alimentarse, otros más son contratados como cortadores de limón de las grandes huertas que ahí se ubican.

Sin proyectos productivos

Claudia y Felipa Domínguez Alberto son hermanas y para sobrevivir confeccionan batas de manta y elaboran tortillas, el único apoyo que reciben es Prospera de la Sedesol pero no tienen derecho a recibir proyectos productivos.

"En Jamiltepec, la CDI tiene una oficina, cuando llegamos nos dicen que para nosotros no hay nada, no tenemos acceso a mejorar nuestras condiciones de vida, poco entendemos de eso, pero se siente feo escuchar que a los negros no los quieren, que no existimos, nosotros nos sentimos orgullosos de ser oaxaqueños y también mexicanos", expresaron.

Frumencio y la comunidad joven también intentan rescatar una de sus danzas originarias de Africa Yembers, en la cual son 12 mujeres las que bailan al son de tambores africanos buscando dejar un precedente en la niñez negra.

Iniciativa de ley, una esperanza

Eñ 14 de febrero una comisión del pueblo negro de Oaxaca y de Guerrero encabezada por el sacerdote Flaviano Cisneros Liborio fueron testigos de la presentación de la iniciativa por parte de un grupo de legisladores para reformar el artículo 2 constitucional en la Ciudad de México, lo que significaesperanza.

El párroco de raza negra, durante 20 años ha caminado y brindado acompañamiento a su gente, no sólo a nivel nacional sino internacional a través de la agrupación México Negro, A. C. y ha coincidido en señalar que muchos de los retrocesos provienen de los actores políticos, quienes anteponen su figura a las necesidades sociales.

"Ha sido un largo caminar y de desgaste no sólo emocional sino físico y económico, somos una agrupación que sumamos más de 300 comunidades en donde se incluye al estado de Guerrero, nosotros como Oaxaca tenemos fe y esperanza de que las cosas mejorarán y que México nos reconozca", expresó.

El sacerdote reconoció que para lograr avances es necesario un trabajo conjunto, pueblo negro y funcionarios públicos. "Hace tres años Oaxaca nos reconoció en su constitución estatal,pero se ha quedado a medias, es urgente que exista una secretaría de asuntos para el pueblo afro de Oaxaca, posteriormente vendrán las políticas públicas", dijo.

El cura envió un mensaje para el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, invitándolo para que haga historia y brinde la atención necesaria a su gente, que aunque ocupan un 10 por ciento del territorio, son oaxaqueños y mexicanos.

"No se trata de ser rebelde, siempre he privilegiado el diálogo y la paz, me quito mi figura de sacerdote y soy un negro más, anhelamos que nos den un reconocimiento constitucional,ningún gobierno ha abierto sus dependencias y si Alejandro Murat lo hace, hará historia, lo invito a que lo haga", resaltó.

INICIATIVA CONGELADA

El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, suscribió la iniciativa de reforma constitucional sobre derechos de los pueblos indígenas y afromexicano, un hecho de gran relevancia que marca un hito en la historia de la entidad, al elevar a rango constitucional el reconocimiento de los pueblos que conforman esta profunda raíz.

Esta iniciativa sin precedente en el país permitirá que Oaxaca se consolide en la vanguardia legislativa en México y el resto del continente. La propuesta surgió de un amplio ejercicio de democracia participativa incluyendo las voces de la diversidad indígena, de la comunidad académica, líderes sociales, legisladores y autoridades municipales.

El 8 de agosto de 2016, a nombre de las y los integrantes del Consejo Consultivo de los Pueblos Indígenas y Afromexicano de Oaxaca, Gabino Cué reiteró su llamado urgente y enfático a las y los diputados a fin de que analicen, discutan -y en su caso- aprueben esta iniciativa a la mayor brevedad posible, toda vez que ya ha sido estudiada por las comisiones Unidas de Estudios Constitucionales y Asuntos indígenas, pero no había sido elevada al pleno del Congreso para su validación.

DATO

Artículo 2.- La Nación Mexicana es única e indivisible.

La Nación tiene una composición pluricultural sustentada originalmente en sus pueblos indígenas que son aquellos que descienden de poblaciones que habitaban en el territorio actual del país al iniciarse la colonización y que conservan sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas. En este artículo el pueblo negro de México queda marginado, al no tener mención.