El mayor contaminante de los océanos son las colillas de los cigarros
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En la web

El mayor contaminante de los océanos son las colillas de los cigarros

Contrario a lo que se piensa, el mayor contaminante de los océanos no son los popotes, sino las colillas de los cigarros.

El mayor contaminante de los océanos son las colillas de los cigarros | El Imparcial de Oaxaca

Durante los últimos meses la Unión Europea lanzó una propuesta para reducir el uso de plásticos, como los popotes. En relativamente poco tiempo las campañas emprendidas por instituciones y grupos de ambientalistas lograron poner el tema en el ojo público, creando conciencia en la sociedad.

De acuerdo al grupo ambientalista Ocean Conservancy, los filtros de cigarro son el residuo más recolectado en las playas del planeta. Tan sólo en el 2017 fueron recogidas 2 millones y medio de colillas, contra 640 mil popotes.

Recientemente NBC News informó que anualmente se fabrican 5,600 millones de cigarros con filtros de acetato de celulosa, un plástico que tarda en descomponerse hasta una década. Dos tercios de los residuos provenientes de estos cigarros se eliminan de forma irresponsable, y como su manejo está poco o nada regulado, muchos terminan en los océanos.

Diversas asociaciones han comenzado a presionar a las autoridades y gobiernos para prohibir el uso de estos filtros. Una de estas instituciones es Cigarette Butt Pollution Project, en Estados Unidos, cuyo fundador, Thomas Novotny, piensa que el uso de estos filtros no trae beneficio alguno a la salud de los fumadores, pero en cambio, los químicos y fibras sintéticas con los que se fabrican son tóxicos para los peces.

Hasta ahora los intentos por cambiar esta legislación no han dado los resultados esperados. Y aunque las compañías tabacaleras han realizado investigaciones para producir filtros biodegradables y se han distribuido ceniceros portátiles, el problema principal sigue siendo que los fumadores tiran al suelo las colillas de sus cigarros.

 

 

Relacionadas: