Operan del apéndice a mexicano en Rusia |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

En la web

Operan del apéndice a mexicano en Rusia

Este mexicano no olvidará la noche del 26 de junio.

  • Operan del apéndice a mexicano en Rusia
  • Operan del apéndice a mexicano en Rusia

MOSCÚ, Rusia

Alejandro Ferrer no olvidará la noche del 26 de junio.

Tras haber disfrutado de 5 partidos en vivo con su amada esposa Elisa Alfaro, ese día se encontraba solo en la lejana ciudad de Ekaterimburgo. Una camilla lo transportaba al quirófano para practicarle una cirugía de emergencia.

El mexicano recuerda que antes de perder el conocimiento por la anestesia, en la TV estaba por arrancar el Argentina-Nigeria. Nadie lo acompañaba, pues Elisa iba volando ya rumbo a América, pues tenía que cuidar a sus tres pequeños hijos.

La pareja había disfrutado en días previos el Argentina-Islandia y México-Alemania en Moscú, además del Rusia-Egipto y Brasil-Costa Rica en San Petersburgo, y México-Corea en Rostov del Don.

El plan era que Alejandro viera después el México-Suecia, y el duelo de Octavos ante Brasil, pero no sucedió. Sigue recuperándose de una operación por apendicitis.

“Este año vine con mi esposa, nos encanta apoyar a México. Ella se iba a quedar a apoyar sólo para los primeros dos partidos, después se regresaba para cuidar a los niños, y yo me seguía para ver el tercero y si avanzaban a Octavos.

“Mi esposa tomó un vuelo a Costa Rica, yo vivo ahí (trabaja para Coca-Cola) y yo a Ekaterimburgo. Pero comencé a sentirme mal, vi a unos amigos de Veracruz llegando y no pude comer, tenía asco, no se me antojaba nada.

“En el hotel, los síntomas empeoraron, y pedí un médico. Me revisaron y sólo hablaban ruso, pero alcancé a entender que era apendicitis. Me llevaron al hospital y me dijeron que tenían que operarme. Ya llegaron mis amigos de Veracruz, y me ayudó mucho Taras Krokos, un ruso amigo de ellos, para traducir y muchas cosas más. Yo sólo le mandé un whats app a mi esposa, para que cuando llegara se enterara”, contó Ferrer a Grupo REFORMA.

Alejandro despertó y desde ese día la recuperación ha sido lenta en Ekaterimburgo. Lo movieron de una clínica pública a una privada, pero no ha sido dado de alta debido a que tuvo una pequeña infección en la herida.

“Me han estado limpiando, y vamos bien. Tengo planeado mi regreso para el 8 de julio, y quiero ver ya a mi familia”, dijo Alejandro, quien cuenta que sus tres hijos le han mandado videos enfundados con el jersey del Tri y cantando porras para apoyarlo.

 

Relacionadas: