Celebra Taraf de Haïdouks en Oaxaca | En Escena
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

En Escena

Celebra Taraf de Haïdouks en Oaxaca

El concierto por los 25 años de la agrupación será a beneficio de damnificados de Santiago Niltepec

  • Celebra Taraf de Haïdouks en Oaxaca
  • Celebra Taraf de Haïdouks en Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

La música gitana llegará a Oaxaca el próximo 12 de octubre, en un concierto con el que la banda rumana Taraf de Haïdouks celebra su 25 aniversario y apoya damnificados de Santiago Niltepec. Con su más reciente disco de estudio, Of Lovers, Gamblers and Parachute Skirts, la presentación es también una especie de tributo a la generación de sus padres y fundadores.

Aunque inicialmente se pensó realizarlo en el teatro Macedonio Alcalá, donde el costo de acceso sería de 120 pesos, el recital se cambió a la Biblioteca Andrés Henestrosa y para disfrutar de él se piden donativos que serán entregados a personas afectadas por los sismos de septiembre.

El músico Julio García, vocero del evento en Oaxaca, consideró que aunque el concierto no remedie gran parte de la crisis que se vive en el estado (pues mucha de la problemática es material), sí funciona para inyectar ánimo.

La música siempre ha servido como una forma en que las comunidades, independientemente de su economía, la utilizan en varios momentos de sus vidas y para sobrellevar las adversidades, añade.

Por ello, confió en que “éste será un buen rato”, además de que Taraf de Haïdouks es una de las agrupaciones que claves en la música gitana y cuya vitalidad la ha hecho mantenerse en varias generaciones de integrantes.

“La música que trae Taraf es una cosa de explosión de energía que creo que en estos momentos nos va a caer muy bien”, señala García.

El concierto de Taraf de Haïdouks está programado para las 19:00 horas del jueves 12 de octubre, en la Biblioteca Andrés Henestrosa, de la ciudad de Oaxaca.

Como parte de su gira en el país, en donde además de Oaxaca visita el Estado de México (como parte del Festival Quimera en Metepec), Taraf compartirá varios de los temas que han marcado su trayectoria, aunque en versiones actualizadas, además de presentar su más reciente álbum de estudio: Of Lovers, Gamblers and Parachute Skirts.

En la invitación, la Biblioteca Andrés Henestrosa subraya que el recital es gratuito, pero pide el apoyo de los asistentes a través de una aportación para la gente de Santiago Niltepec. “Se necesitan lonas, casas de campaña y víveres”.

Ante ello, propone organizarse para que entre varios amigos o varias personas se adquieran mantas o casas de campaña, pues es el tipo de ayuda que se necesita por las lluvias y para aislar el frío en los meses venideros.

Un recorrido musical de varias generaciones

El repertorio de Taraf de Haïdouks abarca canciones de amor gitano, baladas y piezas de corte dancísticos propias de la llamada vieja escuela rumana. Asimismo, propuestas instrumentales.

Ser una de las mayores exponentes de la música tradicional gitana se debe a varios logros y esfuerzos de la banda, que entre sus seguidores tiene al actor Johnny Depp, con quien compartió créditos en la película The man who cried. El diseñador de moda Yohji Yamamoto es otro de los que ha sido cautivado por su música, por lo que incluso los invitó a participar en sus espectáculos de París y Tokio.

El violinista Yehudi Menuhin, la coreógrafa Pina Bausch, Kronos Quartet y el cantante suizo Stephan Eicher son otros de los seguidores de esta banda cuya historia se remonta a 1989 y cuyo primer disco sale en 1990 (Musique des Tsiganes de Rumania).

En el cine, la música de Taraf ha sido parte de producciones como The Brothers Grimm y Tren de vida (Train de vie) de Radu Mihaileanu. Sin embargo, la fama poco ha influido en esta agrupación que en sus inicios tuvo cerca de 12 miembros y que con el tiempo congregó a casi una treintena.

“Ellos siguen siendo unos músicos comunitarios”, expresa Julio García, quien identifica a la banda como una de corte tradicional de las que se conocen en Oaxaca.

“Los ubico como una banda de Tlahui, realmente son rancherotes, como un ranchero gitano”, y es que, detalla, tocan en bodas y otras fiestas, en donde nunca falta algo de su tradición musical.

Relacionadas: