La Sierra Eléctrica: narrativa y música sobre la realidad
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

La Sierra Eléctrica: narrativa y música sobre la realidad

La banda conformada hace nueve meses sigue su camino por los escenarios de la ciudad de Oaxaca, con letras y música crítica

La Sierra Eléctrica: narrativa y música sobre la realidad | El Imparcial de Oaxaca

Hace unos nueve meses, La Sierra Eléctrica se dio a conocer con una propuesta que su vocalista, Rodrigo Islas Brito, califica como conceptual. O quizá “rupestre”, como dice Alfredo Luna, quien se unió poco tiempo después, tras la salida de uno de los tres integrantes. Ahora, la agrupación conformada por estos y Fortino Torrentera tiene ya un trabajo más definido, como el que presentó el fin de semana en un icónico recinto musical de la ciudad de Oaxaca.

De la declamación que Luna notó en su compañero Rodrigo, la banda autodenominada alternativa, crítica y contestataria ha ido hacia una estructura más musical; una que dialoga con la literatura. Pero que se da el permiso de volver a sus raíces.

“Se nos ocurrió hacer estribillos y meter bases electrónicas con programas de computadora y grabar otros instrumentos para que la guitarra y las percusiones pudieran lucir. Entonces Rodrigo tuvo que empezar a cantar realmente. Y va bien”, confiesa Luna, que ha sido y es parte de otras agrupaciones musicales.

La Sierra Eléctrica, una banda que toma su nombre de una anécdota vinculada a la trova serrana y la opinión del pintor Virgilio Gómez, sigue su camino en la escena musical independiente de Oaxaca. Sin más pretensiones que pasar un buen rato, comparte una serie de temas en los que sus integrantes hablan de las realidades del país y del mundo. Y en ella, la política, las desapariciones, la violencia, entre otros, pasan de los medios de comunicación a la música,

Existe la posibilidad de hacer algún disco, reconoce Fortino, periodista y músico que tiene un gran afecto por esta propuesta que ha logrado tener un repertorio variado y propio en apenas ocho meses. “No es música convencional, como tampoco las letras, y eso lo hace un grupo muy especial”, ahonda el integrante que con sus compañeros observa un reconocimiento en la escena “alternativa” de Oaxaca, con incursiones incluso en el festival Low-Fi.

Para Torrentera e Islas, la propuesta se inclina por la narrativa cantada, en la que expresan de otra forma lo que ocurre en la realidad. “Es un poco más libre y humana”, señala Torrentera. También, una banda cuyo nombre se refiere a la “electrificación” de las notas que se basan en el folclor. “Cuando escuchas las bases detrás de lo que canta Rodrigo, percibes que son sones, chilenas, aunque también pop. Y eso quiere decir, que todo lo que proviene de la raíz lo electrificamos”.

En cuanto a las letras, estas hablan sobre las desapariciones en México, los problemas y desastres ambientales, pero también sobre el amor o las violencias y el clima de tensión actual en el mundo, por los conflictos entre países como Estados Unidos e Irán.

“En este escenario tan desastrosos en que vive el ser humano, La Sierra Eléctrica propone hablar sobre eso y bailar. No es una banda que proponga un mundo feliz, sino uno alegre, dicharachero, pero consciente del momento histórico que está viviendo, y de lo necesario que es que todos estemos conscientes de ello”, detalla Rodrigo.

La Sierra Eléctrica es una banda conformada por Rodrigo Islas Brito, en la voz y composición; Alfredo Luna, en la guitarra, y Fortino Torrentera, en las percusiones. Surgió hace unos ocho o nueve meses, con Moisés Melchor, Fortino Torrentera y Rodrigo Islas Brito. Aunque Brito cuenta que su antecedente está en Los Prozacumbia, la banda que esteinició con el cotorreo entre amigos, con una cumbia inspirada en un texto en torno al perro de las calendas, Mazapán.

Las discrepancias hicieron que esa agrupación solo llegara a una tres tocadas por las azoteas. Por ese entonces, ya animado en el ambiente, Rodrigo se reunió con Fortino Torrentera, colega de antaño en el periodismo, y quien desde distintas agrupaciones había incursionado en la música.

Con los mismos textos que del ejercicio periodístico había tomado Islas forjaron una propuesta más trabajada y “conceptual”. Ya con el nombre de La Sierra Eléctrica, él, Moisés y Fortino consiguieron algunas presentaciones, y a la pronta salida de Moisés ingresa Alfredo Luna, que ha estado en otras bandas como Ruina de Jade. A él, que le gusta compartir escenario y música “con quien se deje”, lo motivó el trabajo de Islas y de Fortino, a quienes solo había conocido como periodistas.

Nos enamoramos los tres, suelta Luna que con esto logra arrancar las risas de sus compañeros. Luego aclara que eso será para la presentación número 20. Por el momento, han cumplido con la doceava.