3 tips para no abusar de tu tarjeta de crédito | Economía
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Economía

3 tips para no abusar de tu tarjeta de crédito

Es muy frecuente escuchar opiniones muy aprehensivas –o de plano negativas– en contra de las tarjetas de crédito. Sin embargo, utilizadas correctamente, las tarjetas de crédito no deberían representar ningún...

3 tips para no abusar de tu tarjeta de crédito | El Imparcial de Oaxaca
MANCHESTER, UNITED KINGDOM - FEBRUARY 23: A chip and pin debit console is seen on 23 February, 2006, in Manchester, England. In the wake of Britain's biggest cash robbery, taking at least GBP25 million in cash, many experts have questioned the need for hard cash with the advent of chip and pin and debit cards and predict a future cashless society. (Photo Illustration by Christopher Furlong/Getty Images)

Es muy frecuente escuchar opiniones muy aprehensivas –o de plano negativas– en contra de las tarjetas de crédito. Sin embargo, utilizadas correctamente, las tarjetas de crédito no deberían representar ningún peligro para tu economía.

Si eres usuario de años, novato o apenas estás considerando sacar tu primera tarjeta de crédito, debes tener muy claro lo siguiente:

1. Utiliza tu tarjeta de crédito como si fuera efectivo: no es dinero que tienes, es dinero que pides prestado

Usar tu crédito como efectivo es otra forma de decir que solo debes gastar dinero que ya posees. Tu línea de crédito no es dinero que te pertenece, es dinero que el banco te presta (y no lo presta gratuitamente).

El que tengas una o varias tarjetas de crédito no modifica tu ingreso mensual ni deberías pensarlas como una extensión de tus ingresos. El que dispongas de una tarjeta tampoco debería modificar tu gasto mensual promedio ni permitirte la ilusión de que estás respaldado o justificado para incrementar tus gastos en lujos. Utilizar una tarjeta de crédito para pagar otra tarjeta u otra deuda no es recomendable.

Hay algunas excepciones muy específicas en las que puede ser admisible gastar una cantidad de dinero que aún no tienes, como en el caso de las bienes raíces, los créditos automotrices o en equipo y herramientas que le son útiles a tu profesión(es decir, compras que son una inversión más que un gasto).

A menos de que no tengas otra opción, no utilices tu tarjeta de crédito para disponer de efectivo en cajeros automáticos porque te cobrarán una comisión e intereses.

2. Plantéate un límite mensual de uso, preferiblemente 30% de tu línea de crédito

Si tu línea de crédito es de 10 mil pesos, no significa que debes utilizar esos 10 mil pesos cada mes, mucho menos si tus ingresos son menores. Lo mismo aplica para cualquier otra cantidad.

Se recomienda que no excedas el 30% de tu crédito disponible. Con el ejemplo de una línea de 10 mil, significa que podrías permitirte hasta 3 mil pesos de gastos mensuales con tu tarjeta.

¿Por qué 30%?

El buró de crédito es una empresa privada que inevitablemente lleva un registro del historial crediticio de cada individuo y los califica según su buen (o mal) comportamiento financiero. Esta calificación se llama score crediticio y va de los 400 a los 850 puntos. Entre más alta sea tu puntuación, los bancos e instituciones confiarán más en ti y será más probable que recibas mejores préstamos y créditos cuando los solicites.

Entre las acciones que suben tu score están pagar tus deudas a tiempo –naturalmente– y mantener un porcentaje bajo de utilización de tu línea de crédito. 30% es recomendable, pero si puedes tenerlo aún más bajo, mejorará tu historial.

3. La regla más importante del óptimo uso de una tarjeta de crédito es siempre pagar a tiempo tu deuda

Recuerda, lo que gastes con tu tarjeta de crédito es solo un préstamo, y uno que generará intereses si no lo pagas en el periodo que estipula el banco (que suelen ser unos 20 días después de la fecha de corte).

Pagando a tiempo tu deuda no solo te “ahorrarás” los intereses, sino que mejorarás tu score. Si utilizas la tarjeta de crédito como efectivo (dinero que tienes), no deberías tener ningún inconveniente en saldar la deuda cada mes, pero en caso de cualquier inconveniente, cubre por lo menos el pago mínimo requerido. Si por alguna razón se te pasa la fecha límite de pago, salda la deuda y la comisión por retraso lo antes posible.

Además, debes de ser sincero contigo mismo: ¿vas a abusar de tu crédito? Si te sabes propenso a compras compulsivas, si sabes que eres descuidado con tus finanzas, entonces una tarjeta de crédito quizá no sea para ti.

Sin embargo, si quieres ayudarte a controlar tus gastos y a adquirir disciplina financiera, puedes hacerte del hábito de pagar tu tarjeta de crédito diariamente, independientemente de tu fecha de corte; de esta forma estarás al tanto de tus gastos y no los convertirás en “una preocupación para el futuro”. También puedes optar por un punto medio y pagar tu tarjeta de crédito varias veces al mes, simultáneamente reduciendo tu porcentaje de utilización de crédito.

Recuerda que, con o sin tarjeta de crédito, tus finanzas personales son tu responsabilidad.