Los millonarios también empeñan |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

Los millonarios también empeñan

De acuerdo con el director de operaciones de Nacional Monte de Piedad, no importa el nivel socioeconómico sino la necesidad que tenga la persona que empeña.

Los millonarios también empeñan | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet.

Piezas de alto valor como un cuadro del pintor Rufino Tamayo o el libro The Origin of Species del naturalista inglés Charles Darwin, son algunas de las piezas que ha recibido Morton préstamos, la casa de subastas que también da servicio como casa de empeño en las Lomas de Chapultepec.

A este lugar acuden personas mayores de 40 años, quienes han construido un patrimonio, pero que necesitan liquidez financiera inmediata para pagar deudas, mudarse o emprender un negocio.

De acuerdo con Andrés López Morton, director de dicha institución: “Morton préstamos surgió a raíz de que los clientes necesitaron liquidez financiera. Nosotros sólo les ofrecíamos meter sus piezas a subasta, sin embargo, el proceso llevaba más tiempo, fue así que surgió la modalidad de préstamo. Se valúa la pieza y se da un porcentaje sobre lo que podría alcanzar en subasta“.

Las prendas

Arte. Entre los artículos que más recibe Morton préstamos están las obras artísticas como el óleo sobre tela titulado: Fusilamiento de Maximiliano, Miramón y Mejía, del Siglo XIX. Libros y documentos antiguos. Por ejemplo una primer edición de The Origin of Species, obra de Charles Darwin publicada el 24 de noviembre de 1859 y que llegó al catálogo de la casa de prestámos.Autos clásicos, deportivos y de colección. Entre ellos un Ford Mustang Shelby 1967, modelo GT350.

Lo más valioso

Por el óleo sobre tela de Tamayo se ofreció al cliente una suma de tres millones de pesos.

Las piezas de joyería son de las más empeñadas en Morton préstamos, algunas cuentan con peculiaridades únicas, este es el caso de un anillo de comendador (persona que ocupaba la cabeza de alguna entidad eclesiástica vacante, mientras el jerarca oficial era nombrado) de Maximiliano, elaborado por el joyero Christian Friedrich Rothe.

En esta casa de empeño, 90 por ciento de los clientes son hombres y, son ellos quienes deciden si recuperan la prenda que empeñaron o la mandan a subasta para obtener mayores ganancias, “en algunos casos deciden subastar la pieza y con la suma obtenida pagan el préstamo, aunque muchos clientes no están muy familiarizados con esta opción”, contó el también fundador del proyecto.

Todos empeñan

De acuerdo con Luis Enrique Padilla, director de operaciones de Nacional Monte de Piedad, no importa el nivel socioeconómico sino la necesidad que tenga la persona que empeña. Reiteró que los empeños van desde herramientas de trabajo hasta relojes y diamantes.

Contó que el primer empeño que se registró fue en 1775, cuando Don Francisco, un ciudadano de la Nueva España llevó un diamante por el que recibió 40 pesos.

A la fecha no sólo reciben este tipo de piedras preciosas sino relojes y joyería de marcas de lujo como Armani, Van Cleef & Arpels, Swarovsky y Tiffany & Co.

Entre las piezas más curiosas destaca una mandíbula de tiburón, la cual fue perforada para colocarle cuerdas musicales y crear una pequeña arpa.

Mientras que el mayor préstamo en la historia de la institución fue de 2 millones 800 mil pesos.

Un palacio de joyas

En Nacional Monte de Piedad los interesados también pueden adquirir anillos de compromiso con descuentos de hasta 50 por ciento. El costo se debe a que las piedras preciosas que no se reclaman se aprovechan y se usan para diseñar nuevas joyas, entre ellas los anillos de compromiso.

A la hora de empeñar

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda que en caso de que la única opción sea empeñar, es primordial comparar las alternativas que existen.

En este sentido, Andrés López Morton explicó que algunos clientes no tienen clara la idea del empeño, desconocen el proceso e incluso la palabra se ha estigmatizado socialmente, ya que se cree que es malo o “que se va pensar mal de la persona”, así que, se tiene que instruir al cliente.

 

Relacionadas: