Cambia de proveedor: México compra más maíz a Brasil que a EU |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Economía

Cambia de proveedor: México compra más maíz a Brasil que a EU

México se encamina a comprar más maíz brasileño en 2018, lo que podría perjudicar aún más al agobiado sector agrícola estadounidense.

Cambia de proveedor: México compra más maíz a Brasil que a EU | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Cortesía.

Compradores mexicanos importaron diez veces más maíz de Brasil en 2017 que en el año previo, mientras crecen las preocupaciones de que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte pueda afectar el suministro desde Estados Unidos, según datos gubernamentales y de grandes comerciantes de granos.

México se encamina a comprar más maíz brasileño en 2018, lo que podría perjudicar aún más al agobiado sector agrícola estadounidense que lucha con los bajos precios de los cereales y la creciente amenaza competitiva de América del Sur.

Agricultores, procesadores de alimentos y comerciantes de granos de Estados Unidos han pasado meses tratando de evitar que los acuerdos y las relaciones comerciales se rompan si el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se acaba.

Estos actores están tratando de proteger más de 19 mil millones de dólares en ventas a compradores mexicanos, desde maíz y soya hasta productos lácteos y aves de corral.

Pese a sus esfuerzos, los envíos de maíz sudamericano a México van en aumento. Compradores mexicanos importaron más de 583 mil toneladas métricas de maíz brasileño en 2017, un alza de 970 por ciento respecto al año anterior, según el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) de México.

México ha sido durante mucho tiempo el primer importador de maíz de Estados Unidos y es su segundo mayor comprador de soya. Pero los mexicanos están cambiando al maíz brasileño para reducir la dependencia de décadas en los suministros para molinos y en la alimentación de ganado.

Precios más baratos impulsaron algunas de las compras de maíz brasileño, pero en otros casos, los compradores mexicanos incluso pagaron más por el grano de Brasil que por el estadounidense, dijeron ejecutivos y comerciantes a Reuters.

“Compramos de Brasil por dos razones”, dijo Edmundo Miranda, director comercial de Grupo Gramosa, uno de los principales comerciantes de granos en México.

“Uno, porque era competitivo. En segundo lugar, para ver cuán práctico y rentable era comprar de Brasil o Argentina contra Estados Unidos previendo aranceles por las negociaciones del TLC”, añadió.

Gramosa y su rival local Comercializadora Portimex no importaron maíz brasileño en 2016, pero el año pasado, entre septiembre y diciembre, trajeron cerca de 260 mil toneladas métricas, valoradas en 44 millones de dólares.

Las exportaciones de maíz de Estados Unidos a México también subieron pese al aumento del flujo proveniente de Brasil por la necesidad de México de compensar el impacto de una sequía en la producción local del grano.

Las importaciones mexicanas de maíz de Estados Unidos se elevaron 6.6 por ciento, según datos del Departamento de Agricultura. México compra muchísimo más maíz a Estados Unidos que a Brasil: en 2017 la cantidad fue de 14.7 millones de toneladas, según datos del gobierno estadounidense.

Sin embargo, Brasil sigue haciéndose de parte del mercado mexicano y las compras de maíz continuaron en enero con 100 mil toneladas métricas frente a la nula importación un año antes, según fuentes del gobierno mexicano y comerciales.

Estados Unidos ya está en camino de perder su posición como el principal exportador mundial de maíz. Brasil está ganando al producir suministros más baratos que ayudan a compensar los altos costos de flete a algunos destinos como México.

Un empeoramiento de las relaciones comerciales con México, que compra casi una cuarta parte de las exportaciones de maíz de Estados Unidos, podría acelerar el ascenso de Brasil.

Los importadores mexicanos que han comprado en Brasil también han encontrado a menudo un producto de mayor calidad.

“Tengo el americano en tanto (precio), tengo el brasileño y el argentino en tanto, ¿cuál compro? Pues el más barato. Si están al mismo precio, pues me voy por el brasileño”, dijo Alfredo Castillo, gerente de comercialización de Portimex.

Miembros del Consejo de Cereales de Estados Unidos, un grupo comercial de la industria, se han reunido en numerosas ocasiones con compradores mexicanos y funcionarios del gobierno para reforzar la importancia del comercio de cereales entre los dos países, dijeron funcionarios del Consejo.

En noviembre, el Consejo y la Asociación Nacional de Productores de Soya enviaron un equipo a México con la encomienda de salvar el comercio de cereales y semillas oleaginosas, valuado en casi 4 mil 400 millones de dólares al año.

 

 

Relacionadas: